Consejos para no abandonar la dieta

Mantener una dieta no es fácil, estas recomendaciones le van a ayudar

Comenzar una dieta es sencillo, los difícil es mantenerla, por eso es bueno tener en cuenta estos consejos a la hora de enfrentarse a un tratamiento para bajar de peso.

1. Elegir un objetivo realista: Lo mejor será fijar pequeños objetivos a corto plazo, de modo que se puedan alcanzar con facilidad para lograr reducir el peso y mantenerlo.

2. No saltear el desayuno: Una de las razones es que desayunar ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre, controlando los deseos de comer más de lo normal en el almuerzo o en la tarde.

3. Reducir las porciones: para adelgazar definitivamente no se debe eliminar ninguna comida, sino que se debe reducir el tamaño de las porciones e incorporar alimentos saludables al menú.

4. No pasar hambre: está comprobado científicamente que hacer pequeñas ingestas entre comidas acelera el metabolismo, permite controlar las porciones en el almuerzo y cena, y facilita el descenso de peso sin pasar hambre.

5. Beber agua: ingerir dos vasos de agua antes de cada comida no solo aporta el líquido que el cuerpo necesita a diario, sino que también da saciedad y ayuda a controlar las porciones.

6. Comer lentamente: se recomienda siempre sentarse a comer a la mesa, utilizar cubiertos, disfrutar de la comida, sin distracciones. Además, se debe masticar lentamente, dándole tiempo al organismo para recibir la señal de saciedad y lograr una mejor digestión.

7. Recurrir a las infusiones: constituyen una buena estrategia ya que brindan saciedad por ser calientes y además aportan antioxidantes.

8. Realizar alguna actividad física: es una buena forma de quemar parte de las calorías que se ingieren. Bailar, realizar tareas domésticas con mayor energía, caminar un poco más de lo normal, son buenas estrategias.

9. No vivir pendiente de la balanza: el peso puede verse alterado por muchos factores como la retención de líquidos o el período premenstrual y muchas veces, no refleja los verdaderos logros. La recomendación es no pesarse más de una vez al mes.

10. Mimarse: cuando el hambre ataca, es bueno optar por una actividad alternativa como un baño relajante, un masaje, una mascarilla en el rostro, etc.

11. Comer antes de salir: si se realizan todas las comidas y colaciones diarias, será más fácil controlar las porciones que se consumen fuera de casa.

12. Llevar un registro: registrar los progresos es una buena forma de mantener la motivación y no abandonar la dieta.

13. Controlar la ansiedad: para ello son útiles los ejercicios de meditación, yoga, u otro pasatiempo para calmar nervios en lugar de recurrir a la comida.

14. Dormir bien: durante el sueño se queman las calorías necesarias para mantener las funciones básicas del organismo y se libera la hormona de crecimiento, que permite crear nuevos tejidos y aumentar la masa muscular.

15. No posponer actividades: seguir disfrutando de fiestas, salidas con amigas, etc. mejora el estado de ánimo y es una buena ayuda para continuar adelante con los objetivos propuestos.


Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy


Fuente: Ehow en español