Consorcio internacional ofrece inversión para UPM

El grupo integrado por fondos de origen argentino, británico y español propone invertir US$ 500 millones en la infraestructura ferroviaria y portuaria necesaria
Un consorcio integrado por fondos internacionales de origen argentino, británico y español está dispuesto a llevar adelante el 100% de infraestructura ferroviaria y portuaria que exige UPM para la concreción de su segunda planta de celulosa en Uruguay.

Eso incluye el tendido de vías desde la planta de UPM hasta el puerto de Montevideo, los ingresos a las ciudades –sobre todo a la capital- y las obras necesarias para la terminal portuaria. La obra alcanzaría un costo de US$500 millones, dijo el presidente de la Cámara de Comercio y corredor de bolsa, Carlos Perera a El Observador durante una conversación en Berlín, donde el gobierno inicio la gira que llevará al presidente Tabaré Vázquez a Alemania, Finlandia y Rusia.
Perera precisó: "Eso abarca todo lo que está exigiendo UPM excepto la parte de carreteras".
El 28 de diciembre el presidente recibió una carta de manos de Perera –quien es el vínculo entre el consorcio y el gobierno uruguayo- durante un encuentro que tuvieron. Perera señaló que el documento, cuya copia ya está en manos del ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, constituye una "intención en firme" del consorcio que está dispuesto a llevar adelante la obra. El documento original, cuya copia fue constatada por El Observador, muestra la disposición del consorcio de invertir para al plan de desarrollo de infraestructura del país.

"Yo entiendo que el señor presidente está en la búsqueda de inversores de todo este tipo de cosas. Estoy totalmente de acuerdo en la necesidad de Uruguay de poder lograr este tipo de inversión", afirmó.

Las empresas que conforman el consorcio tienen experiencia en Uruguay. Ya han realizado algunos trabajos, como las obras del puerto de Nueva Palmira.

Pero esta no es la primera propuesta que recibe el gobierno, que desde hace varios meses comunicó el interés de empresas de todo el mundo de invertir en infraestructura en Uruguay.

¿Qué diferencia esta propuesta de las otras tantas que han manifestado interés?
Yo no conozco las demás y ni siquiera tengo el derecho de preguntar si realmente existen. Siempre en este tipo de casos me parece que el talón de Aquiles es el dinero. Y cómo se hace la inversión. En este caso lo que está asegurado es el monto total de lo que cuesta la inversión. Y eso creo que es una carta fuerte que en este momento tiene el presidente.

Perera precisó que la parte más grande de la obra constituye el tramo de ferrocarriles, las vías, las máquinas para operar y la administración del servicio del ferrocarril. "Es todo un paquete", subrayó.

¿En ese escenario habría espacio para AFE?
Ese no es un tema nuestro. Es un tema que tiene que definir el gobierno con UPM. Este consorcio está dispuesto a hacerlo.

Perera señaló que forma parte de esta gira por pedido del presidente de la República y se mostró dispuesto a colaborar en todo lo que esté a su alcance durante los contactos que el gobierno mantendrá con UPM en Helsinki a partir del próximo 12 de febrero.

"Si el presidente lo requiere, yo estaré a disposición de hacerlo en el ámbito que sea necesario y para intentar que esta inversión se concrete siempre y cuando las condiciones sean las necesarias para que se haga un buen negocio", subrayó.

¿Qué significa eso?
En este tipo de cosas no existen los filántropos. Cuando estos inversores vienen es porque buscan hacer negocios. Ellos (el consorcio) creen mucho en el Uruguay y creen mucho en la empresa (UPM). Hay una definición que dijo el presidente del fondo que hay veces que no es muy sencillo colocar dinero en Uruguay por las tasas bajas que pagan. En cambio, cuando toman todo un concepto general según el cual se asesora, se administra, se provee los servicios, entonces se mejora y ahí se hace oportuno.

Perera confía en que la propuesta del consorcio que representa avanzará en la medida que se vayan cerrando todos los temas pendientes que existen entre el gobierno y UPM. "UPM no decidió instalarse en Uruguay y esto avanzará en la medida que UPM vaya decidiendo. Pero ya habría un camino para que la empresa hable, se comunique, se interese en esta intención y lo que va a encontrar es una intención en firme para que la infraestructura no sea un problema", ratificó.


Pero la propuesta del consorcio no sólo abarca UPM sino que apuesta a más sectores donde la necesidad de inversión en infraestructura es un tema de primer orden. "Yo creo que esta es una instancia importante y con mucho dinero, pero creo que tienen mayores intenciones", afirmó. En ese sentido, el consorcio también estaría dispuesto a invertir en obras de infraestructura para la educación.

Subirse al "tsunami" de la tecnología

La delegación de empresarios uruguayos que acompaña al gobierno hizo durante su estadía en Berlín una visita, organizada por la Cámara de Comercio Alemana-Uruguaya, a la planta de Siemens en la capital alemana y a un Start Up Center que generó reflexión en cuanto a los desafíos que se vienen para el mundo laboral. "Esto tiene que ayudar a abrir la cabeza y acompañar el tsunami de revolución tecnológica que viene y no darle la espalda. Hoy se reparte mercadería en drones en Inglaterra, en Israel vemos taxis sin chofer y tranvías que corren por pistas magnéticas sin chofer. Esta revolución ya la estamos viviendo en Uruguay. La gente no se da cuenta pero ya la estamos viviendo. De acuerdo a estudios que hemos hecho corren riesgo el 57% de los trabajos actuales en Uruguay. Venir acá es verlo. Ver, por ejemplo, en Siemens que una impresora 3D que inyecta harina de niquelhace piezas de una perfección extraordinaria en 18 horas", dijo Perera.

Populares de la sección

Acerca del autor