Cónsul de EEUU: proceso para ingresar sin visas lleva años

Diplomático estadounidense señaló que se trata de una decisión política

Desde octubre del año pasado el gobierno uruguayo emite los pasaportes en formato electrónico que, a diferencia del viejo documento, cuentan con un chip que incluye toda la información de viaje solicitada por la Organización Internacional de Aviación Civil (ICAO, por su sigla en inglés). El nuevo sistema se debe a la pretensión del gobierno del presidente Tabaré Vázquez de avanzar en un acuerdo con Estados Unidos para evitar que los uruguayos deban tramitar visa para entrar en ese país.

Sin embargo, el nuevo pasaporte es solo un paso para evitar la solicitud de visa, ya que se trata de un proceso que "se mide en años", según explicó a El Observador el cónsul de Estados Unidos en Uruguay, Corey Bordenkecher.

Hasta 2002 Uruguay se encontraba dentro de los países que no requerían de visado, aunque a partir de la crisis económica el gobierno estadounidense le quitó el beneficio.

El canciller Rodolfo Nin Nova había dicho, a poco de asumir, que su intención era recuperar esa libertad para viajar a Estados Unidos.

Otro de los requisitos que Uruguay cumple para avanzar en este acuerdo es no pedir visa a los ciudadanos estadounidenses que entran en el país.

Además, tiene en proceso la implementación de un sistema informático para reportar pasaportes extraviados y que la información esté disponible en el resto de los países.

Pero, así y todo, será una decisión política del gobierno estadounidense dejar de pedir la visa o mantenerla.

"Lo que hay que entender es el ambiente político en Estados Unidos. No es un proceso administrativo", agregó Bordenkecher.

La decisión está en manos del Congreso y de los entes de seguridad pública de Estados Unidos, que por estos momentos se encuentran revisando el programa de exención de visas debido a la amenaza terrorista que avanza sobre Occidente.

Lo que viene

En un futuro el objetivo es que Uruguay forme parte de ESTA, el programa de exención de visas del que forman parte varios países de Europa y al que ingresó Chile en 2014.

Muchos uruguayos que tienen pasaporte europeo ya acceden a ese programa y en esos casos, deben tramitar el pasaporte electrónico para mantener el beneficio.

El pasaporte uruguayo requiere una visa de no inmigrante que, una vez otorgada tiene validez durante 10 años y permite múltiples entradas en Estados Unidos.

En este caso la persona puede estar hasta seis meses de corrido en el país.

Para otorgarla, la embajada de Estados Unidos realiza un análisis socioeconómico del solicitante de modo de asegurarse de que la persona no tiene intenciones de irse a vivir allí.

Los antecedentes penales y los bajos recursos económicos juegan en contra a la hora del gobierno estadounidense de tomar la decisión.

La embajada estadounidense tramita 30.000 visas al año y cerca del 97% son aprobadas.

Los pedidos para entrar en ese país casi se duplicaron en comparación con cinco años atrás, lo que Bordenkecher relacionó con una mejoría de la situación económica de los uruguayos que se animan a viajar.

Igual sirve

Si bien el gobierno uruguayo quiere acceder al programa ESTA, hay viajeros a quienes no le conviene adherirse y en cambio prefieren la visa que ahora tiene Uruguay, explicó el cónsul a El Observador.

Es que el programa de exención de visas solo permite mantenerse en territorio estadounidense durante 90 días, lo que reduce a la mitad las posibilidades de permanencia.

Además, ese programa debe ser renovado cada dos años, a diferencia de la visa de no inmigrante que se renueva cada 10.


Populares de la sección