Consumidores eran más optimistas en setiembre

El ICC aumentó 1,1% frente a agosto y 13,6% interanual en el trimestre

En setiembre la confianza de los consumidores mostró una mejora en relación con el mes anterior y un año atrás. La suba del mes se debió a un aumento en los indicadores que miden la percepción sobre la situación económica del país y las finanzas personales. En tanto, la predisposición a la compra de bienes durables registró una contracción. De todas maneras, confirmó los niveles mayores a los del primer semestre del año durante el tercer trimestre.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) –elaborado por Equipos Consultores y la Cátedra Sura de Confianza Económica de la Universidad Católica– aumentó 1,1% el mes pasado y continúa en la zona de "moderado pesimismo" al que ingresó meses atrás. El informe señala que la suba se debió a un incremento de 1,9% de la confianza sobre la situación económica del país junto con la suba de 4,3% en el indicador que mide la situación económica personal. Esos índices compensaron la baja de 6% en la predisposición a la compra de bienes durables.

Por otro lado, el índice que considera a las expectativas de ingreso aumentó 5,8%, seguida por una mayor preferencia por la moneda local para depositar (3,9%). A su vez, las expectativas de desempleo subieron 2,4% y la percepción sobre la capacidad de ahorro disminuyó 2%.

En el tercer trimestre del año, la confianza de los consumidores mostró una fuerte mejora de 13,6% con relación a igual período del año pasado. De acuerdo a los técnicos a cargo del informe, esa mejora se explica "básicamente porque luego de alcanzar en mayo de este año su mínimo de los 10 años en que se computa (el indicador), en el tercer trimestre, pese a continuar en zona de pesimismo, el ICC estaría recuperándose lentamente, en buena medida debido al fortalecimiento del peso frente al dólar y a que la inflación cede dinamismo".

Añaden que "setiembre fue el mes de mayor pesimismo del año 2015, donde en el marco de pérdida de grado inversor de Brasil y fuerte depreciación de la moneda local, la confianza de los consumidores uruguayos caía 7%".

Expectativas de inflación

El índice que evalúa las expectativas de inflación cayó 4,9% en el mes, dejándolo 16,7% por debajo de la medición de setiembre de 2015. Así, en el período julio-setiembre completó el tercer trimestre de caída con una baja de 16,3% frente al segundo cuarto de año.

El informe explica que mientras que en el segundo trimestre del año esas expectativas se formaron en un marco en que la inflación era de dos dígitos –situación que la economía uruguaya no experimentaba desde hacía 12 años–, la desaceleración de la inflación en los tres meses cerrados en setiembre, donde se percibió de manera más pronunciada en el rubro de los alimentos, fue un factor que llevó a "aflojar" las expectativas sobre el aumento de los precios.

Asimismo, el estudio indica que a medida que aumentan los años de estudio y el nivel socioeconómico, se registra una mayor disminución del pesimismo sobre la inflación.


Populares de la sección