Consumidores uruguayos dejaron de ser pesimistas después de dos años de bajas expectativas

La estabilidad en el precio del dólar y la baja en la inflación explicaron el cambio

Luego de exactamente dos años, el índice Sura de Confianza del Consumidor (ICC) dejó en abril la zona de pesimismo.

El fortalecimiento de la moneda local frente al dólar es parte de la explicación, pero en abril además se sumó el buen dato de la inflación, que continuó bajando y que se reflejó en expectativas de variación de precios menores.

El dólar se mantiene estable en la franja de los $ 28 y el último dato de inflación -de abril- fue de 6,4% interanual, su menor nivel desde setiembre de 2010.

Esto a su vez impacta de manera positiva en las expectativas sobre "situación económica del país" y "personal".

De esa manera, el ICC alcanzó un valor de 51,3 unidades, una recuperación de 6,2 puntos respecto a marzo, según datos divulgados este martes por la Cátedra SURA de Confianza Económica de la Universidad Católica, encargada de elaborar el índice junto a Equipos Consultores.

El ICC se incrementó 13,8% en abril, la mayor variación mensual desde julio de 2016 (en que saliendo de mínimos históricos había saltado 16,4%). Así ingresó a zona de moderado optimismo. La recuperación de la confianza fue generalizada en otros indicadores de confianza económica como los de "ingresos de la familia" y las expectativas de desempleo.

Además, en abril la predisposición a la compra de bienes durables se recuperó 34,6%. Este subíndice es el que más se había contraído en marzo (-18%). "Este dato indicaría que el consumo tendería a sostener su gradual recuperación", indicó el informe.


Populares de la sección