Consumir carne con Etión no conlleva riesgos para la salud, advierte especialista

¿Qué pasa si la carne uruguaya que rechazó EEUU se consume en Uruguay? Vea lo que dice el veterinario Mauricio Rodríguez

El médico veterinario Mauricio Rodríguez, expresidente de la Federación Uruguaya de Grupos Crea (Fucrea), aseguró que la salud del consumidor no corre riesgos por ingerir carne con rastros del producto Etión.

"Para que me afecte la salud tengo que comer churrasco de esa carne contaminada todos los días. Estamos hablando de garantías muy buenas de inocuidad. Quiero transmitir absoluta tranquilidad a los consumidores de carne", dijo el productor al ser entrevistado por el programa En Perspectiva.

Rodríguez afirmó que los controles que se le realizan a la carne son muy intensos y que estos problemas aparecen todos los días en el mundo. Además, consideró que eso no hipoteca la buena imagen que tiene Uruguay como país exportador.

Etión es un producto que se utiliza hace más de 40 años en Uruguay para el combate de la garrapata, piojos y mosca de los cuernos. El veterinario señaló que se trata de un producto de toxicidad media, que si se utiliza normalmente no genera ningún tipo de problema, aunque haya que tener precaución porque en contacto directo con la piel o mucosas puede causar irritaciones y hasta intoxicación.

Si bien es de uso externo, el producto es absorbido por el animal y puede terminar en distintos tejidos, en particular en los músculos, por lo tanto, es absolutamente imprescindible que se respeten los tiempos de espera (unos 14 días aproximadamente).

Rodríguez señaló que ningún producto puede ir a consumo dentro del período de carencia, y si la faena se realiza luego de ese período de 14 días, los residuos son mínimos y absolutamente tolerables para el consumo.

Explicó que se persigue mucho al productor que embarca ganado a frigorífico con garrapata, porque su combate es una campaña reglamentada. Si llega ganado a frigorífico con garrapata, el productor es pasible de sanciones y hasta se le puede aislar sanitariamente el campo. Por lo tanto, el productor cuida mucho que eso no suceda, y en ese exceso para evitar tener garrapatas se cometen estos errores.

El sábado 5 El Observador informó que las autoridades sanitarias de Estados Unidos detectaron carne vacuna uruguaya contaminada con Etión y procedieron a devolver los contenedores a Uruguay. El episodio no provocará el cierre del mercado estadounidense a la carne uruguaya.

Se trata de cinco contenedores enviados por el Frigorífico PUL, uno en noviembre, otro en enero y dos en febrero. Según fuentes consultadas por El Observador, la carne podría ser enviada a otros mercados de menor exigencia, ser distribuida en el mercado interno o destruida. Esa resolución se encuentra en la órbita del Ministerio de Ganadería.