Contexto económico "luce levemente más favorable", según autoridades

Comité de Política Monetaria mantuvo sin cambios los instrumentos de combate a la inflación

Un panorama "que luce levemente más favorable", marcado por un contexto regional con "perspectivas no tan negativas", llevó a las autoridades a mantener el miércoles sin cambios su política monetaria.

El Comité de Coordinación Macroeconómica (CCM), integrado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el Banco Central (BCU), examinó con mayor optimismo la evolución de la economía doméstica y externa, según el comunicado divulgado este miércoles por el BCU.

"Se prevé que el ritmo de aumento de tasas por parte de la Reserva Federal sea aún más gradual, mientras que a nivel de la región, más allá de que la coyuntura sigue siendo compleja, tanto Brasil como Argentina insinúan perspectivas no tan negativas", señalaron las autoridades en el comunicado divulgado después de la reunión del CCM y del Comité de Política Monetaria (Copom).

Las autoridades consideran que "el nivel de actividad económica comienza a mostrar síntomas incipientes de recuperación". De todas formas, sostienen que el crecimiento económico, la reducción de la inflación y la mejora de las cuentas públicas "continúan siendo los focos de preocupación principal de la política económica".

A diferencia de otras instancias de alta intervención del BCU en el mercado cambiario, no se incluyó la relación de precios con el exterior como una preocupación explícita de las autoridades. De hecho, señalan que "se ha experimentado una cierta apreciación del peso uruguayo, en línea con lo que viene ocurriendo con las otras monedas de la región".

En base a este diagnóstico, el Comité de Política Monetaria (Copom) decidió mantener la instancia contractiva de la política monetaria en el último trimestre del año. Así, dejó incambiada la meta de referencia entre 1% y 3% para el crecimiento del agregado M1 ampliado (suma de la emisión de dinero en poder del público, los depósitos a la vista y las cajas de ahorro del público en el sistema bancario) que había fijado para el período julio-setiembre.

"Esta evolución de los agregados monetarios debería llevar a la economía a una senda gradual de convergencia hacia el rango meta de inflación (entre 3% y 7% anual), sin generar efectos indeseados sobre el nivel de actividad y el empleo", afirmaron las autoridades en el comunicado.


Populares de la sección