Contrato de julio por soja se mantiene sobre US$ 370

El avance del dólar es un factor de preocupación porque quita competitividad a las exportaciones estadounidenses
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

La operativa por soja tuvo muy limitados cambios en la última semana en Chicago, con el contrato de julio que se mantiene en un rango sobre US$ 370 por tonelada.

En Uruguay las lluvias de los últimos días fueron irregulares en cuanto a intensidad y cobertura con un área de primera con un importante avance de siembra.

Una mayor presión vendedora de soja en Brasil –por la suba del dólar que mejora los valores en reales– generó presión sobre el mercado.

En la última semana se vio una desmejora en las primas aumentando moderadamente el descuente entre los precios locales y los futuros en Chicago. En ese mercado la soja no encuentra una dirección definida tras el cierre de la cosecha estadounidense.

El avance del dólar es un factor de preocupación, porque quita competitividad a las exportaciones estadounidenses.

Hasta ahora la demanda por la soja de ese país sigue firme, aunque se nota en el mercado mayor oferta desde Brasil a valores competitivos. La evolución del clima en América del Sur determinará ahora –junto a los movimientos financieros tras la victoria de Donald Trump– la trayectoria de los precios de la soja.

Más allá de alguna zona puntual bajo observación en Brasil y Argentina, no se ven riesgos por ahora, aunque el mercado conservará una prima de riesgo climático.

Cultivos de invierno


A nivel de cultivos de invierno, avanzó fuerte la cosecha de colza y la de cebada ganó fuerza en el litoral norte del país, donde empiezan las primeras pruebas con trigo.

Los rendimientos que se están viendo en cebada superan las previsiones de un mes y medio atrás, aunque se trata de los cultivos sembrados más tempranos.

A nivel de precios, el trigo para la exportación sobre Nueva Palmira se paga actualmente US$ 140 por tonelada.

Hay alternativas para el cereal en el mercado de forraje por la demanda desde los corrales y la producción lechera.