Corte Electoral: Frente suma a Pérez Manrique

A la propuesta del politólogo Oscar Botinelli se suma la del juez, para cuando deje el Poder Judicial; cuenta con apoyo del presidente Vázquez
Por Gonzalo Charquero y Leonardo Luzzi

El Frente Amplio maneja dos nombres para presidir la Corte Electoral, organismo que por decisión política, renovará a todos sus integrantes.

Uno de los candidatos es el analista político Oscar Bottinelli, director de la consultora Factum, quien además fue secretario político del extinto líder frenteamplista, el general Líber Seregni. El otro es el actual ministro de la Suprema Corte, Ricardo Pérez Manrique, quien en mayo próximo deberá dejar su cargo, al cumplir 70 años de edad. En la Corte Electoral no hay límite de edad.

Bottinelli tiene el apoyo de varios sectores del partido de gobierno pero otros pusieron reparos, según dijo a El Observador uno de los negociadores del Frente Amplio.

Entre esos sectores está la Lista 711, liderada por el vicepresidente Raúl Sendic. Integrantes de esa agrupación señalaron que los nombres propuestos para esos organismos se deberán discutir "a nivel orgánico", es decir en el Secretariado del Frente Amplio, donde el lunes pasado se informó que las negociaciones con la oposición por las venias están paralizadas.

En el Partido Nacional, mientras que el sector del senador Jorge Larrañaga está dispuesto a apoyar a Bottinelli, los liderados por el senador Luis Lacalle Pou, afirmaron que no lo discutirán hasta que el Frente Amplio lo proponga formalmente.

Allegados a Botinelli dijeron a El Observador que la propuesta se la hizo en diciembre el propio presidente de la fuerza política, Javier Miranda, y luego recibió el apoyo de otros partidos políticos.
Sin embargo, ahora que tiene opiniones en contra, el politólogo no quiere que su nombre sea considerado, dijeron las fuentes.

Es así que cobra protagonismo Pérez Manrique, quien además tiene el respaldo del presidente Tabaré Vázquez, según fuentes de El Observador, que afirmaron que el mandatario había pensado en él para la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) donde finalmente asumió Ricardo Gil Iribarne. Ese jerarca presidió la Secretaría Antilavado en el primer gobierno de Vázquez.

En el Frente Amplio las venias se discutirán a nivel del Secretariado y hasta el momento no hay una definición. Una vez que se logre el acuerdo interno para la Corte, el Frente comunicará el nombre a los demás partidos políticos.

Eso se espera que ocurra una vez que se descongele el relacionamiento entre oficialismo y oposición que se tensionó en estos días cuando blancos y colorados rechazaron votar a la ministra de un tribunal de apelaciones laboral Rosina Rossi como ministra de la Suprema Corte de Justicia.
Las negociaciones para designar a los ministros estos organismos de contralor son distintas a las de los ministros de la Suprema Corte. Tanto en la Corte Electoral como en el Tribunal de Cuentas, la mayoría de los cargos son políticos que se distribuyen entre oficialismo y oposición.
Desde 2010 se acordó que no existiera mayoría absoluta para ningún partido. Por lo tanto, en la Corte Electoral existen desde entonces cuatro cargos para el gobierno y cuatro cargos para la oposición, mientras que la presidencia se designa a un miembro independiente.
En el caso del Tribunal de Cuentas, son tres cargos para el gobierno, tres para la oposición y la presidencia se designa con las mismas características que el presidente de la Corte Electoral.
La idea de todos los partidos fue desde entonces la de designar a los presidentes de ambos organismos con el apoyo de todo el espectro político, como también se pretende lograr con los ministros que ingresarn a la Suprema Corte.
Estas designaciones requieren el apoyo de los tres quintos de votos de la Asamblea General.

Cargos políticos
En el marco de las negociaciones que mantienen los partidos políticos, las colectividades manejan nombres pero hasta ahora los mantienen en reserva.

Sin embargo, según supo El Observador, el sector Vamos Uruguay que lidera el senador Pedro Bordaberry, postulará nuevamente a Álvaro Ezcurra para que permanezca como ministro de la Corte Electoral. En tanto, hay otro cargo correspondiente al Partido Colorado, cuyo nombre será propuesto por el sector batllista.

Los blancos, por su parte, ya tienen decidido que apoyarán la designación de Ana Lía Piñeyrúa para el Tribunal de Cuentas, aunque hay otros cargos para definir.

El Partido Independiente, que está en las negociaciones no tendrá representantes en los organismos de contralor. No obstante, el senador Pablo Mieres, adelantó a El Observador que tiene una "opinión favorable" a designar a Bottinelli para la Corte Electoral y también dijo que apoya a Rossi para la Suprema Corte.

Acuerdos más allá de los nombres

Para la Corte Electoral y el Tribunal de Cuentas se gestaron varios acuerdos políticos. Por ejemplo, el exsenador Ernesto Agazzi (Frente Amplio) había redactado un borrador, que luego complementó el senador Álvaro Delgado (Partido Nacional), para mejorar la gestión de esos organismos de contralor.

Otro de los acuerdos alcanzados es que se mantendrá la proporcionalidad en los directorios, según los votos que tuvieron los partidos.
Además, se acordó que los presidentes de la Corte y el Tribunal, deberá ser alguien de prestigio y se elegirán por acuerdo.



Populares de la sección