Costo de importar crudo superó referencia de ANCAP en mayo

Con suba del crudo, ecuación para mantener tarifas dejó de ser cómoda
Si bien al cierre del bimestre abril-mayo el costo de importación en pesos del crudo Brent para ANCAP cerró por debajo se su paramétrica de costos, el cuarto mes consecutivo de aumento que mostró el petróleo en los mercados internacionales el pasado mes pone un manto de incertidumbre sobre la estabilidad en las tarifas de los combustibles a nivel doméstico. De hecho, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) está trabajando y se hará cargo de la contratación de un seguro de precio en los próximos días para el ente petrolero para protegerse de una eventual disparada del crudo en los mercados internacionales. Las autoridades de ANCAP habían anunciado el uso de esa herramienta financiera hace dos semanas al comparecer ante la comisión de Industria del Senado.

ANCAP tiene desde octubre del año pasado una paramétrica con un crudo Brent a US$ 50,2 y un dólar interbancario a $ 29,60. Desde este entonces, la empresa contó con un margen apreciable para reducir las tarifas al público de los combustibles, algo que no ocurrió. De hecho, el último informe de paridad de importación que releva la Ursea, que corresponde a abril, confirmó que por noveno mes consecutivo es más rentable el ejercicio teórico de traer combustibles del exterior que refinar el crudo en La Teja. Así, en abril un litro de nafta Súper tuvo un costo en los surtidores uruguayos de $ 42,50, mientras que traer ese mismo litro de gasolina de la Costa del Golfo de EEUU implicaría un costo para el consumidor de $ 40,7 (-4,7%).

De todas formas, la brecha entre ambas gasolinas se viene achicando desde su punto máximo en enero, cuando el litro de Súper era 12,4% más barato importarlo. Esto porque el crudo ha iniciado una lenta recuperación que ya lo posiciona casi a la par de la referencia de ANCAP. El promedio de mayo fue de US$ 47,6, mientras que el cierre fue de US$ 49,7, apenas medio dólar por debajo de lo que tiene el ente petrolero estatal como referencia.

De hecho, si bien en el bimestre abril-mayo el crudo Brent en pesos estuvo en promedio 13% por debajo de los costos de ANCAP, en mayo cerró 1% por encima. De esta forma, es la primera vez desde su último ajuste en octubre, que los números cierran un mes en contra de los intereses económicos de la empresa. Ayer el costo del Brent en pesos cerró 4,7% por encima de la paramétrica del ente.

En la medida que el petróleo siga ganando terreno en los mercados globales en junio, es probable que en el trimestre abril-junio los números para ANCAP puedan arrojar que debería ajustar al alza las tarifas al público, aunque la baja reciente del dólar juega a favor del ente.

Los precios del crudo están repuntando porque el mercado sigue apostando a una mayor demanda de combustible en Estados Unidos producto de la recuperación que muestra la primera economía mundial.
La prioridad que tiene hoy el gobierno para recomponer las finanzas públicas hace difícil prever que se pueda pensar en una postergación de un ajuste como sí ocurrió en el pasado. De todas formas, las nuevas autoridades de ANCAP como el ministro de Economía, Danilo Astori, anunciaron que están trabajando para reducir algunos costos del ente como los márgenes de ganancia que reciben las estaciones de servicio y los distribuidores.

El Ejecutivo entiende que los costos pueden recortarse hasta en US$ 50 millones anuales. Además, se pretende entender por qué todas las estaciones de servicio tienen el mismo precio de venta de los combustibles, cuando en realidad el Ejecutivo decreta un precio máximo de comercialización. Asimismo, la presidenta de ANCAP, Marta Jara, se comprometió ante el Parlamento a transparentar la paramétrica de costos del ente para la definición del precio de los combustibles al público.

Argentinos dejan de tener beneficios

El Ministerio de Economía publicó un decreto por el cual dejó sin efecto el descuento automático del 24% del Imesi sobre las naftas que rige para las estaciones de servicio en la frontera con Brasil y Argentina para las ventas con tarjetas de crédito y débito . Luego del fuerte ajuste de tarifas que aplicó el gobierno argentino, era común –luego de mucho tiempo– que argentinos cruzaran a Uruguay a cargar sus tanques en las estaciones de servicio local es aprovechando ese beneficio. Sin embargo, a partir de ahora, la Impositiva realizará relevamientos mensuales para definir los descuentos en función de los promedios de venta en la frontera con Brasil, mientras que en Argentina se aplicará el mismo régimen pero con un incremento del precio del 15%.


Populares de la sección