Coworks: una modalidad en ebullición en Montevideo

Desde la apertura del primer espacio en 2014, esta forma de trabajo se asentó entre emprendedores y freelancers
Coworks: una modalidad en ebullición en Montevideo

El término coworking (espacio de trabajo compartido) comenzó a escucharse a fines de la década de 1990 en países desarrollados, pero en 2005 recibió un impulso cuando Brad Neuberg, un ingeniero de la compañía Dropbox, creó el primer espacio de este tipo en San Francisco, California.

En Uruguay, el primero se inauguró en abril de 2014 –fue Sinergia Cowork en Palermo–, al que le siguieron otras aperturas, acompañadas por el auge del emprendedurismo y la tendencia de "ser tu propio jefe". Los seis coworks que funcionan hoy en el país, con diferentes estilos, ubicaciones y maneras de trabajo, buscan conquistar a un público a quien le sirve trabajar con otros de forma colaborativa.

¿Hay espacio para más coworks en Montevideo? La respuesta es afirmativa para los encargados de cinco de los seis coworks locales.

"La gente ya no va a la oficina y este tipo de trabajo es ideal para los millennials", expuso la encargada de Sinergia Palermo, Alejandra García. Este emprendimiento cuenta además con un cowork en Carrasco, en febrero inaugurará Sinergia Design (específico para diseñadores) en Tres Cruces y para el próximo año se espera que inaugure otro en World Trade Center.

La tendencia, según García, será la de abrir espacios específicos según áreas que requieran esta modalidad de trabajo. "(El trabajo freelance) va a dar para mucho más y las oficinas cada vez se utilizarán menos", auguró.

Esta especialización fue la que llevó a que Sinergia abriera Sinergia Tech en conjunto con The Electric Factory. Según el director ejecutivo del espacio, Maximiliano Pérez, el auge de la robótica, la electrónica y el hardware integrado con software –con iniciativas gubernamentales que lo acompañan– ha generado un interés mayor en los emprendedores y freelancers por utilizar el equipamiento de punta que ofrece lugar.

La moda de emprender

Las incubadoras que apoyan a los emprendedores en las etapas iniciales tienen su espacio de cowork de cabecera en el que se instalan los incubados. La idea que prima es que, cuanto más emprendedores haya, más espacios de coworks se necesitarán. "Hay incentivos por emprender", dice el director de Co-Work Latam Montevideo, Mario Sánchez.

Un negocio paralelo al cowork –que subsiste por la rentabilidad económica de administrar el lugar– es la inversión ángel en emprendimientos instalados en los espacios de trabajo compartido. Esto es lo que sucede en Co-Work Latam, ya que algunos de los socios son inversores de emprendimientos incubados en Da Vinci –instalada en ese espacio–. "Vemos el esfuerzo del emprendedor y cómo ha crecido, por estar en contacto con ellos, y es un negocio aparte", resumió Sánchez.

Muchas organizaciones también deciden instalarse en espacios de cowork, ya que los costos fijos y el mantenimiento del lugar están cubiertos, algo que no pasaría si trabajan en una oficina privada.

En Espacio Serratosa está instalada la Organización de Mujeres Empresarias (OMEU) y los Fondos de Incentivo Cultural del MEC, entre otras. Según la encargada de Comunicación de Serratosa, María Eugenia Gallero, es positivo tener una oferta de organizaciones. "Nos inquietó que no fuera solo un cowork para startups, sino que sea inclusivo para otros emprendimientos artísticos y culturales", sintetizó.

Aunque en dos años abrieron seis coworks en Montevideo, según Gallero, en Uruguay "estamos en pañales respecto al resto del mundo". El concepto de cowork aún no se terminó de instalar para profesiones como abogados, contadores y gestores, que aunque hay casos aislados de profesionales que trabajan de forma colaborativa, el mayor foco está puesto en startups y profesiones más "modernas", como desarrolladores de software y diseñadores.

"Estamos en un intermedio en la tendencia de los coworks. Los trabajos remotos y freelance aún no terminan de desarrollarse". María Eugenia Gallero, encargada de comunicación de Espacio Serratosa

Según la socia anfitriona de YouHub, Magdalena Pereira, la generación de vínculos entre emprendedores y freelance es "el mayor beneficio de estos espacios". En el caso de este cowork y de Espacio Serratosa, las salas de eventos se convirtieron en lo más rentable, algo que modificó el foco del negocio.


La experiencia de trabajo en cinco coworks en Montevideo

Una periodista de Café y Negocios trabajó durante una semana en cinco espacios de cowork montevideano (un día en cada uno).

Lunes - YouHub: Estar como en casa


YouHub detalle

Reconvertida en oficinas y escritorios individuales, pero que no deja de mantener su esencia: la de una casa de dos pisos en pleno Carrasco. Una cocina pequeña, una estufa a leña con sillones para reunirse con socios o posibles clientes, un patio con mesas y sillas para almorzar o sentarse a pensar e inspirarse. Así es YouHub.

En este cowork es posible alquilar escritorios, oficinas privadas y compartidas, el espacio Bambú –sala de eventos y conferencias–, la sala de reuniones y el espacio Passiflora, un consultorio para emprendimientos relacionados con la salud, ya que allí se instalan personas que hacen reiki o masajistas, entre otros. “Esto es colaborativo”, dice una de las socias anfitrionas del espacio, Magdalena Pereira. Se autodefinen “anfitrionas” porque ellas reciben a los coworkers y tratan de “buscar soluciones acorde a sus necesidades”.

A cuatro de las 11 socias que estaban presentes se las nota entusiasmadas por el proyecto. Entre ellas hay abogadas, nutricionistas, comunicadoras, terapeutas, entre otras profesionales. “Si nos toca barrer, lo hacemos. Todas dejamos lo más ordenada posible la cocina y los espacios comunes”, sostuvo Pereira. La consigna del espacio es “conectar el ser con el hacer” y lograr el “equilibrio entre la vida laboral y familiar”.

COWORK/MES: $ 7.000 + IVA
ESPACIO: 50 COWORKERS


Martes - Espacio Serratosa: Antiguo y moderno


Serratosa detalle

El Palacio Serratosa es un edificio patrimonial y en setiembre de 2015 se convirtió en el tercer espacio de cowork en Montevideo, ubicado en la Ciudad Vieja.

Lo primero que llama la atención es la mezcla de la arquitectura antigua y moderna, ya que a la estructura original se le agregaron dos pisos de oficinas de cowork con un estilo más Google que del siglo XIX. En la planta baja, originalmente se encontraba el espacio de cowork más grande del lugar, pero debido a la alta demanda para la realización de eventos desde octubre, se levantó la infraestructura y los coworkers pasaron al tercer piso.

Además de la sala de reuniones y oficinas privadas y compartidas en el primer piso, hay espacio para coworkers convencionales y office sharing, que pueden ser compartidas por varias empresas. El silencio reinaba en todos los pisos –solo a veces interrumpido por un grupo de emprendedores planificando en inglés un proyecto relacionado con software–; y es probable que hasta los más despistados logren concentrarse en ese ambiente.

Por la ubicación, se da un mix de profesiones tradicionales y modernas: hay abogados, contadores, un gestor cultural, desarrolladores y encargados de e-commerce. La terraza, con vista a la Ciudad Vieja, es otro de los espacios utilizados para inspirarse.

COWORK/MES: $ 5.500 + IVA
ESPACIO: 140 COWORKERS


Miércoles - Sinergia Palermo: Clima festivo y de comunidad

Sinergia detalle

La comunidad despedía el año con una hamburgueseada entre sus miembros. Eran 45 las personas que habían confirmado su asistencia para el mediodía y la encargada de Sinergia Palermo, Alejandra García, fue la responsable de hacer las compras, prender el fuego y hacer las hamburguesas.

Finalmente, algunos coworkers terminaron colaborando. “Acá es todo autogestionado”, mencionó uno de ellos. Tal vez la despedida de año lo incentivó, pero el bullicio era notorio. Para alguien con dificultades para concentrarse, la tentación de distraerse o intervenir en las conversaciones era grande.

La diversidad de perfiles complementarios, entre los que se encuentran diseñadores, programadores, community managers, entre otros, ha hecho posible la concreción de alianzas y conformación de empresas que del cowork pasaron a tener su oficina propia.

El clima festivo abundaba también en la planta baja. Durante la hamburgueseada, en una ambiente distendido y entre cervezas y música, se dio un networking natural que fue una muestra de lo que pasa habitualmente entre emprendedores, freelancers y empresas que están instaladas. Sinergia marcó un estilo al ser pionero, que se mantiene en sus paredes pintadas por los mismos coworkers y la intervención en los vidrios de las oficinas privadas.

COWORK/MES: $ 3.500 + IVA
ESPACIO: 150 COWORKERS


Jueves - Co-Work Latam: Convivencia y alianzas


Cowork Latam detalle

Eran las 10 de la mañana y ya había bastante gente trabajando, aunque según contó uno de los directores de Co-Work Latam, Mario Sánchez, las personas que trabajan en el lugar “no son de arrancar muy temprano”. Un poco más del 80% del espacio está ocupado actualmente.

Para Sánchez, fue sorprendente al principio tener salas de reuniones vidriadas –tipo pecera– con sillas de colores. “De a poco nos fuimos acostumbrando y vemos que tiene sentido”, dice.

Aunque los planes implican que la persona alquila su espacio en una de las mesas del cowork, algunos prefieren trabajar distendidos con su laptop en un sillón. Pero el silencio se respeta. Las reuniones se realizan en el lugar correspondiente y pese a que el espacio es reducido –380 metros cuadrados–, la convivencia parece que se realiza de la mejor manera.

Desarrolladores, publicistas, diseñadores y contadores son algunos de los perfiles más habituales en el cowork, además de los emprendedores de Fundación da Vinci, ya que muchos de ellos se gradúan de la incubadora pero se mantienen trabajando en Co-Work Montevideo. Es el caso de Victoria Suárez, cofundadora de ReservaTelo, que creó un segundo emprendimiento social-educativo, Sparkids, junto a otro coworker, viendo que ambos tenían necesidades similares.

COWORK/MES: $ 5.500 + IVA
ESPACIO: 90 COWORKERS


Viernes - Sinergia Tech: Entre madera e impresoras


Sinergia Tech detalle

En un gran galpón ubicado en la calle Pablo de María y Guaná, el desarrollo de prototipos de startups vinculadas al hardware tiene todo para florecer. Impresoras 3D, corte y grabado láser, router CNC, centro de impresiones y un taller tradicional con herramientas para trabajar en varios materiales se encuentran allí. Al ingresar, el aroma a madera y el sonido de las máquinas trabajando y cortando es lo primero que se percibe como diferencia respecto a otros espacios de cowork. Es tan distinto que las personas están más tiempo yendo de un lugar a otro para utilizar las máquinas que sentadas en un escritorio con una computadora, ya que esto no es lo primordial. “Un abogado, contador o periodista no le sacaría utilidad al lugar porque va dirigido a otro público”, comentó el anfitrión Guillermo Rivero.

Los incubados de Sinergia que tienen proyectos relacionados al hardware y requieren utilizar las herramientas del fablab trabajan desde allí. Este es el caso de la empresa OSB Tech, que integra hardware y software para aumentar la productividad en la industria manufacturera. Los tres integrantes de la empresa trabajan en una mesa en el primer piso. El CEO de OSB Tech, Claudio Remiro, dijo que estar allí les ha abierto las puertas para el contacto con otras empresas.

COWORK/MES: $ 4.500 + IVA
ESPACIO: 50 COWORKERS








Populares de la sección

Acerca del autor