Crece adhesión a las pruebas genética de Corriedale

En la última edición participaron 40 cabañas, 17% más que el año anterior
Las cabañas que participaron de la evaluación genética de la Generación 2015 de la raza Corriedale fueron 40, lo que representó un número 17% superior al año anterior, confirmó a El Observador Agropecuario el técnico del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Diego Gimeno, responsable de la muestra.

La Sociedad de Criadores de Corriedale del Uruguay (SCCU) despidió el lunes 19 el año como lo hace de forma tradicional: exhibiendo los resultados de la evaluación genética de la raza en su stand de la Rural del Prado.

La raza Corriedale, mayoritaria en la majada nacional, "reafirmó en esta prueba el doble propósito productivo –carne y lana–, y agregó una mayor atención a la oveja (la madre)", sintetizó Gimeno, y agregó que los corriedalistas son "gente muy profesional que se pone desafíos muy buenos".

El técnico del SUL recordó que "la Corriedale tiene datos muy grandes", en alusión a una genealogía que sumó en el último año 150.017 animales, 7% más que el anterior.

"Bajando una micra se gana 6% más de plata", afirmó Diego Gimeno

Luego de la asamblea anual que, entre otros asuntos, eligió a Pablo Narbondo como nuevo presidente de la SCCU, Gimeno presentó los índices de la evaluación genética.

Un índice A apunta a "mejorar la lana en cantidad y calidad y al aumento del peso de faena de los corderos, al mismo tiempo que penaliza el tamaño de la oveja", explicó el técnico del SUL.

El índice B "incorpora la parte reproductiva –aumento de mellizos o partos múltiples– y mejora el peso al destete", dijo Gimeno, y agregó que "el peso al destete maternal implica corderos con mayor peso pues la madre produce más leche". Un aumento de la cantidad de corderos producidos y mejores carcasas es una meta.

Más de 14 mil ovejas Corriedale parieron con datos reproductivos Más de 14 mil ovejas Corriedale parieron con datos reproductivos

El técnico agregó que también se puede usar el índice B6, que es el A más la parte reproductiva. "Bajando una micra se gana 6% más plata con la lana, que es el premio por micronaje estipulado en el índice A", explicó Gimeno.

Y luego está el índice B3, que "es igual al B6, pero contiene un premio de 3% en la lana si el productor no quiere bajar el micronaje".

En un momento de la presentación a los criadores de Corriedale, Gimeno informó que fueron más de 14 mil las ovejas pariendo con datos reproductivos.

Al final de la exposición, el técnico del SUL dijo que "todos los índices tienen una buena tendencia" y luego remarcó a El Observador Agropecuario que "si la herramienta se utiliza bien, los productores obtendrán una mayor cantidad de lana, más fina y más corderos".

Populares de la sección

Acerca del autor