Crédito al consumo moderó su aumento en el tercer trimestre

Se redujo el financiamiento a familias de bancos privados y administradoras de crédito

El financiamiento vigente otorgado por los bancos privados y las administradoras de crédito para el consumo de las familias tuvo una caída durante el tercer trimestre del año. Si bien esa caída se vio compensada por un mayor financiamiento otorgado por el Banco República, quedó atrás el impulso que tuvo lugar en el segundo trimestre.

En los tres meses cerrados en setiembre el crédito a las familias –expresados en moneda local– se incrementó apenas 0,9% en comparación con el mismo trimestre del año pasado, una vez descontado el efecto de la inflación, según el Índice de Financiamiento al Consumo de El Observador (IFC-EO).

El indicador mide la evolución del financiamiento vigente otorgado no solamente por los bancos de plaza sino también por las administradoras de crédito, que tienen un importante rol en el otorgamiento de crédito principalmente a los hogares de menores ingresos.

Por otro lado, el índice, construido a partir de información del Banco Central (BCU), no considera el financiamiento a la vivienda ni al crédito automotor.

El leve aumento del crédito al consumo durante el tercer trimestre implicó una moderación respecto al desempeño del segundo cuarto de año, cuando tuvo un crecimiento de 3% interanual en términos reales.

En tanto, en igual periodo de 2015 el incremento era de 1,1% interanual. De hecho, la del último trimestre finalizado fue la menor suba del crédito que tuvo lugar en ese período del año desde al menos 2012, cuando el BCU comenzó a publicar información mes a mes de todos los actores del sistema financiero.

Por sectores

El menor impulso en el crédito tuvo como protagonistas al sector de la banca privada y a las administradoras de créditos.

El financiamiento al consumo vigente otorgado a las familias por los bancos privados retrocedió por tercer trimestre consecutivo y acentuó la baja con una disminución de 4,2% interanual tras la caída de 1,7% del trimestre anterior. En los primeros tres meses del año el deterioro había sido de 8,1%.

De este modo, los usuarios del crédito de bancos privados muestran una mayor cautela sostenida a lo largo del año. Esto no implica de por sí una caída de las solicitudes de crédito sino que el nuevo financiamiento no alcanza a compensar la deuda que se amortiza.

Con una mayor volatilidad, ese comportamiento se da también en los usuarios de las administradoras de crédito, más enfocadas a un público de ingresos medios y bajos.

Tras el aumento de 4,5% interanual del periodo abril-junio, el crédito cayó 2,6% en el trimestre relevado en comparación con igual período del año pasado. En igual trimestre de 2015 las administradoras de créditos expandieron 3,2% interanual el financiamiento vigente.

En la otra punta, el BROU aceleró el ritmo de aumento del trimestre previo y pasó de una suba de 4,5% interanual a 4,8%. En los tres meses finalizados en setiembre de 2015, el crédito vigente a las familias que concedió la banca estatal se mantuvo sin cambios respecto al año anterior.

Participación

El dinamismo del BROU llevó a que registrara una mayor participación en el mercado del crédito al consumo pasando de 54,5% en junio a 56,1% al cierre del tercer trimestre.

De igual modo, los privados tuvieron una leve recuperación. Mientras que en la mitad del año el 22,1% del total del financiamiento vigente correspondió a ese sector, en setiembre abarcó el 22,5%.

Estos incrementos se produjeron en detrimento de las administradoras de créditos, que representaron el 21,3% del total tras concentrar en el período anterior el 23,4% del crédito a las familias.

En setiembre

En el dato puntual de setiembre, el crédito al consumo se contrajo 0,4% interanual. Se trata de la primera caída desde febrero de este año.

Al igual que en el trimestre, la caída ocurrió como consecuencia del retroceso de los préstamos vigentes otorgados por los bancos privados y por las administradoras de créditos. Mientras que los primeros descendieron 4,2% internaula –octava baja consecutiva–, el financiamiento de las administradoras de crédito bajó 8,2% frente a igual mes de 2015.

En cambio, el Banco República continuó con la tendencia al alza que registra desde noviembre del año pasado y aumentó 4,6% su crédito al consumo en la medición interanual.


Populares de la sección