Crédito vigente a las familias registró un menor dinamismo

El financiamiento al consumo aumentó 1,2% interanual en julio

El crédito al consumo dentro del sistema financiero perdió dinamismo en el séptimo mes del año como consecuencia de una caída en el financiamiento otorgado por los bancos privados y por el segmento extrabancario, fundamentalmente por las administradoras de crédito. La banca pública fue la única que creció y registró una leve aceleración, acumulando nueve meses ininterrumpidos de crecimiento en la medición interanual.

El volumen de crédito vigente otorgado a las familias en julio fue de US$ 3.444,6 millones, lo que implicó una expansión de 1,2% frente a igual mes de 2015 en términos reales –en moneda local–, según el Índice de Financiamiento al Consumo de El Observador (IFC-EO).

El IFC-EO mide la evolución del financiamiento vigente otorgado no sólo por los bancos de plaza sino también por las administradoras de crédito, que tienen un importante rol en el otorgamiento de crédito a los hogares en el mercado local. El indicador, construido a partir de información del Banco Central (BCU), no considera el financiamiento a la vivienda ni el crédito automotor.

El menor ritmo de incremento se debió a la caída que tuvo la banca privada y las administradoras de crédito compensado por la suba que registró el Banco República (BROU).

Así, el financiamiento vigente concedido por el segmento bancario no estatal cayó 4,4% interanual acumulando el sexto mes de baja. De este modo, los hogares que tienen mayor facilidad para acceder a los créditos de la banca privada –los de ingresos medio y alto– vienen mostrando una actitud menos cautelosa al momento de financiar su consumo. Si se compara con el mismo período de 2015, el financiamiento de los privados aumentó 4,3% tras la suba de junio de 1,9% interanual.

El segmento extrabancario fue el otro actor que disminuyó la cantidad de créditos vigentes concedido a las familias. En las administradoras de crédito, donde es más frecuente que soliciten préstamos los sectores de ingresos bajos y medio-bajo entre los usuarios del crédito al consumo, la baja fue más moderada (-0,6%) después de tres meses consecutivos de aumento –en marzo de este año registró un deterioro de 0,8%–.

La caída del séptimo mes del año se registró luego de una suba de 6,1% en el mes anterior.

Por último, el BROU fue el único que expandió los créditos vigentes volcados al consumo con un incremento de 4,6% en la medición interanual.

La suba se registró por noveno mes consecutivo, al registrar un aumento de 4,5% interanual en junio y de 4,4% interanual en mayo. En igual período de 2015 el banco estatal se mantuvo prácticamente sin cambios con un leve empuje de 0,5%.

El mayor impulso del BROU, en conjunto con la caída de los otros segmentos, llevó a que incrementara más de medio punto porcentual su participación en el mercado de créditos a las familias y pasó de abarcar el 54,5% del total en junio al 55,1% en el mes siguiente. Este incremento ocurrió en detrimento del sector extrabancario que ocupó el 22,8% del mercado tras el 23,4% de mitad de año. En tanto, los bancos privados mantuvieron estable su participación en 22,1% del total.


Populares de la sección