Cristina Fernández pidió anular la causa que la investiga por corrupción

La expresidenta argentina declaró ante la Justicia y dijo que su citación es una "maniobra" del gobierno

La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner pidió este lunes a la Justicia anular la causa por su supuesta discrecionalidad en la concesión de obras públicas durante su gobierno, cuando fue a declarar ante el juez Julián Ercolini, que la investiga por la presunta adjudicación de obra pública en beneficio del empresario Lázaro Báez.

"Esto es un disparate. Es una maniobra del actual gobierno para tapar el desastre económico", dijo Fernández en una improvisada rueda de prensa al salir del tribunal Comodoro Py, en Buenos Aires, tras comparecer ante el magistrado federal.

La exmandataria aseguró que la causa es una "persecución política" del gobierno de centroderecha de Mauricio Macri, en el poder desde diciembre pasado.

Era la segunda vez que la expresidenta concurría ante un juzgado, luego de una primera declaración en abril en el expediente por la venta de dólar futuro en el que luego fue procesada por "administración infiel".

Pero esta era la primera vez que Fernández declaraba en una causa por presunta corrupción. El juez Ercolini inició con esta indagatoria una ronda de interrogatorios que proseguirá hasta fin de noviembre, en torno a la existencia de un plan para beneficiar a Báez, detenido por presunto lavado de dinero, con decenas de obras públicas para su empresa Austral Construcciones.

La expresidenta reclamó una auditoría de toda la obra pública, según publicó en redes sociales.

"Queremos que se investigue a fondo y sin arbitrariedades ni cálculos políticos, si existió corrupción en la obra pública durante los 12 años y medio de nuestro gobierno", sostuvo.

La ronda de indagatorias continuará este martes con la citación del ex ministro de Planificación y actual diputado Julio De Vido, el miércoles con la del mismo Báez, y el jueves con el también detenido ex secretario del área, José López. En total se incluirá a 17 imputados.

La base de la denuncia es una auditoría realizada por la nueva gestión de Vialidad Nacional, que detectó 49 obras adjudicadas al grupo Báez, de las cuales sólo dos se habrían terminado en el plazo previsto, lo que obligó a ampliar el presupuesto originalmente asignado.

Descargo en Twitter

Fernández aterrizó ayer en Buenos Aires y no bien lo hizo se despachó con una serie de tuits referidos a la causa en la que declara este lunes y, también, a supuestos pedidos de allanamientos que habría ordenado el juez Bonadio en otra causa en la que la ex presidenta está imputada: la que investiga irregularidades en la sociedad Los Sauces.

"Acabo de aterrizar en aeroparque procedente de El Calafate. El celular suena enloquecido en mi cartera", escribió en la red social. "Están poniendo que Bonadio quiere allanar mi casa de Gallegos mañana (por hoy)", añadió, y publicó una nota del sitio web ‘El Destape’.

Embed

La expresidenta se preguntó: "¿Será cierto?", y apuntó: "Revelaría una sincronización asombrosa con el juez Ercolini que, justamente, me citó a indagatoria mañana (por hoy) a las 10".

Sobre Los Sauces, otra causa iniciada a raíz de una denuncia de la diputada Margarita Stolbizer, sostuvo: "La causa es más disparatada aún que la de ‘dólar futuro’. En fin, delicias del Partido Judicial".


Fuente: El Cronista y AFP

Populares de la sección