Críticas opositoras en votación de Rendición de la IMM

La Junta votó impuesto adicional para viviendas deshabitadas
Con los votos del Frente Amplio, la Junta Departamental de Montevideo aprobó ayer la Rendición de Cuentas 2015, un año "bisagra" entre los gobiernos de Daniel Martínez y de Ana Olivera. Mientras para el Frente "hay una propuesta de continuidad, que recoge las nuevas necesidades", según la oposición "se siguen percibiendo los mismos problemas de gestión".

"Teníamos esperanzas con el cambio de administración, pero en lo que fue el 2015 y en lo que va del 2016, vemos en esta administración más de los mismo", dijo a los ediles el nacionalista Javier Barrios durante la presentación. Según el edil, el déficit se duplicó frente a 2014 y, si bien hubo recortes, se dieron en las inversiones a las que "se destinaron $389 millones menos". En tanto que se gastó "por sobre lo autorizado en $1300 millones", lo que en conjunto llevó a que el déficit total de 2015 sea de $ 325 millones, aseguró Barrios.

Sin embargo, desde el Frente Amplio aseguran que no lo condideran como déficit ya que si se mira solo las cuentas de la intendencia y no el préstamo para saneamiento, la cuenta da resultado positivo, dijo a El Observador el edil Sebastián Valdez.

Para el nacionalista, la sesión en la que se aprobó la rendición y el ajuste presepuestal para 2017 "fue como un diálogo de sordos".

Con lo mismo conincidió el edil por la Concertación Marcos Laens, para quien en el Frente Amplio "votaron con los ojos vendados". El edil planteó la necesidad de hacer una comisión especial que encomiende y haga seguimiento de una auditoría externa a la IMM.

Desde la oposición se criticó además la falta de planificación en limpieza y en el transporte.

La Junta aprobó también ayer el ajuste presupuestal 2017 que incopora un impuesto adicional para las viviendas deshabitadas, un fondo para arreglar veredas (ver apunte); una rebaja en los impuestos para espectáculos públicos nacionales y un aumento de58% para las cremaciones.

Así, desde el 1º de enero de 2017 comenzará a regir un impuesto adicional de 100% a las viviendas deshabitadas. El decreto de ajuste presupuestal establece en su artículo 8 que el adicional gravará a "las fincas en la zona urbana y sub urbana que se hallen deshabitadas en forma permanente durante al menos un año".

Se considera como fincas deshabitadas a "aquellas en que por el lapso de un año civil sus consumos de energía eléctrica y /o agua sean inferiores en un 90% al promedio histórico de consumo", para lo que se tomarán los datos de los cinco años civiles anteriores. Para Valdez, esa duplicación del impuesto es un "mensaje político importante" que da la administración, ya que se trata de viviendas vacías en zonas con servicios que se recuperan. Sin embargo, la oposición lo rechaza por entender que "podría llegar a lesionar derechos", dijo Barrios.

En cuanto a los espectáculos públicos, el impuesto se baja de 9,09% a 1% de lo recaudado para la danza, coro, stand up y en forma progresiva para la música.

Crean fondo para arreglar veredas

Con el ajuste presupuestal para el 2017, la intendencia de Montevideo creó un Fondo rotatorio de veredas, "destinado a fomentar las obras necesarias tendientes al mejoramiento de las veredas de la ciudad". El fondo se nutrirá con lo que se cobre a los propietarios como reintegro por hacer arreglos de las veredas, asignaciones de recursos y donaciones. Según explicaron fuentes de la IMM, la comuna hará las mejoras y lo que cobre por ellas se volvará nuevamente al fondo para hacer más obras.

Populares de la sección