Crónica de una sesión parlamentaria cargada de palos a Sendic

El vicepresidente no terminaba de recibir un golpe y se preparaba, con la mirada al suelo, para recibir el siguiente
Los esfuerzos del oficialismo por dejar atrás la discusión en torno a la formación académica del vicepresidente Raúl Sendic, parecen haber sido en vano. Ayer, en la Cámara de Senadores, los legisladores de la oposición aprovecharon la sesión convocada para votar las venias del directorio de ANCAP para acusar a Sendic de mentir sobre su título de licenciado y haber perdido credibilidad como vicepresidente.

La discusión comenzó tras un planteo del senador colorado Pedro Bordaberry.
Las tensiones entre oficialismo y oposición volvieron cuando los senadores comenzaron a votar las venias y finalmente, tras otro planteo del senador colorado, el trámite no pudo concluir y solo se votaron tres: las dos restantes volverán a ser analizadas en comisión antes de ser aprobadas.


"Irresponsable y temerario"

Los golpes aparecieron ni bien Sendic se acomodó en su lugar. En su primera intervención, Bordaberry rechazó la postura del Plenario del Frente Amplio de acusar a la oposición y medios de "debilitar la institucionalidad democrática" del país, e intimó a los legisladores para que el tema fuera tratado como un asunto político.

"Haber utilizado un título que usted no tiene durante toda su carrera política, eso no es responsabilidad de la oposición ni de los medios. Es suya", dijo Bordaberry. El senador comparó la postura del FA con los gobiernos kirchneristas en Argentina o chavistas en Venezuela. "No estamos dispuestos a tolerarlo", agregó.

Si bien el legislador no logró los votos para que el tema sea tratado, los señalamientos a Sendic continuaron por largo rato. El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, manifestó que sobre la licenciatura del vicepresidente "se miente al punto de que el gobierno se hace cómplice de la mentira". Sin embargo opinó que la acusación del FA a la oposición y los medios es "tan ridícula" y "tan burda" que "no se la come nadie".

"¿Ustedes se creen que la gente es tonta, que la gente es estúpida, que la gente no ve lo que todo el mundo sabe?", cuestionó.

El vicepresidente no terminaba de recibir un golpe que ya se preparaba para escuchar el siguiente. Por momentos con la mirada en el suelo y otras veces como si estuviera acusando recibo de los comentarios, que rápidamente iban subiendo de tono.

El nacionalista Jorge Larrañaga optó por señalar que el silencio de Sendic era "irresponsable y temerario".

Cuando llegó el momento de la senadora nacionalista Verónica Alonso, el clima ya era de guerra. Entre palabras de "señor" y "respeto" a su rol como presidente del Senado, Alonso señaló: "Hágase cargo de la inmoralidad de mentirle a todos los uruguayos. Hay títulos que no se ganan en ninguna universidad, que no se compran, el título de la dignidad".

El tono de la senadora provocó enojo del frenteamplista Rafael Michelini, quien no demoró en recordar viejos escándalos. "¡A mí me grabaron, presidente. A mí me engañaron! ¿Alguna vez me pidieron disculpas?", manifestó en referencia a la vez que Bordaberry lo grabó en una conversación y luego divulgó los audios.

También hizo alusión a la denuncia de Alonso al entonces senador de su partido Francisco Gallinal por haber falsificado varias de sus firmas en 2011.

"Y aquellos que hoy se rompen las vestiduras erigiéndose en la moral pública, ¿con qué derecho? (...) Nadie está libre. El que está libre que tire la primera piedra", dijo Michelini, que estaba tan ofuscado que al terminar la intervención se levantó de su banca.

Venias postergadas

El Senado tenía previsto votar luego las venias de los directores de ANCAP y así lo hizo con la de la presidenta Marta Jara, pese a que tanto Bordaberry como Luis Lacalle Pou marcaron sus reparos. También se aprobó la venia de Juan Carlos Herrera para la vicepresidencia y de Laura Saldanha como directora.

"Haber utilizado un título que usted no tiene durante toda su carrera política, eso no es responsabilidad de la oposición ni de los medios. Es suya". Pedro Bordaberry, senador colorado.

Pero el debate volvió a instalarse en la votación de la venia de Ignacio Berti, otro de los elegidos por el Poder Ejecutivo para integrar la dirección de ANCAP. Esta vez, Bordaberry pidió disculpas por no haber advertido antes que Berti es actual director de Pluna Ente Autónomo y por tanto no puede ocupar dos cargos públicos al mismo tiempo. Además afirmó que "pesan sobre él acusaciones muy graves por su actuación" en su actual cargo.

Ante los cuestionamientos, el senador blanco Omar Lafluf consideró que "lo más conveniente" iba a ser retirar la venia que en principio pensaban apoyar.

"¡A mí me grabaron, presidente. A mí me engañaron! ¿Alguna vez me pidieron disculpas?". Rafael Michelini, senador del Frente Amplio.

Se decidió ir a cuarto intermedio y tras 15 minutos la discusión volvió. Los opositores dijeron que a pesar de los comentarios votarían la venia, pero Michelini propuso postergar la votación hasta aclarar los puntos.

También quedó pendiente la venia del director blanco en representación de la oposición en ANCAP, Diego Labat, lo que terminó por molestar a los senadores nacionalistas. Además, se postergó la votación de las tres venias para el Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente.

Muñoz: el caso Sendic es "un tema menor"

Al igual que el Frente Amplio, la ministra de Educación, María Julia Muñoz, cuestionó a la oposición por considerar que "están atacando a la democracia" con sus críticas al vicepresidente Raúl Sendic por su polémica carrera académica.

En declaraciones a radio Montecarlo, la secretaria de Estado también afirmó que la licenciatura o no del compañero de fórmula de Vázquez "es un tema menor".

Audio de Muñoz sobre Sendic

"Si ustedes hubieran visto que el vicepresidente de la República integró una formula donde no se le pide título universitario a nadie, porque no votamos al doctor Tabaré Vázquez por haber sido el mejor oncólogo del Uruguay sino (que) lo votamos por sus aptitudes y capacidades políticas para llevar adelante el país, y votamos a Sendic para dirigir el Senado, en realidad no le importaría a nadie el título", dijo al ser consultada sobre si en caso de haber mentido Sendic se constituía en un mal ejemplo para los estudiantes.

"A ver. Yo creo que los que no lo votaron y lo están atacando por un tema tan menor están también atacando a la democracia de Uruguay", remató.

Populares de la sección

Acerca del autor