Cuáles son las medidas dispuestas por la Caja que recortan beneficios a los profesionales

Se argumenta que buscan asegurar la sostenibilidad de la institución
Una resolución adoptada por el directorio de la Caja de Profesionales Universitarios el 22 de junio generó críticas tanto de jubilados como de profesionales en actividad que todavía aportan.

La Caja, por su parte, argumenta que las medidas tomadas buscan asegurar la sostenibilidad de la institución y que lo afectado son "partidas extraordinarias".

"La Caja goza actualmente de una situación financiera sana, y mantenerla con visión de largo plazo, exige analizar constantemente su presente y sus perspectivas, adaptándose a los cambios del contexo", sostiene en un comunicado.

Estas medidas están "en suspenso" hasta que el Poder Ejecutivo se expida, o, en caso de no hacerlo, transcurran 60 días desde la toma de la resolución.

Las medidas

- Desde enero de 2017 se renovarán por dos años los aumentos adicionales de 2,5% y 3%, que habían sido brindados por parte del directorio en 2005 y 2006, respectivamente.

- También desde enero del año próximo se eliminará -de manera progresiva- el adicional de tasa de reemplazo en los casos que aplicaba un diferencial, "asegurando que en ningún caso esto implicará una reducción de la pasividad que recibe actualmente o la devolución de lo percibido hasta junio de 2016", indica el comunicado.

- A partir de julio, en tanto, quedó sin efecto la compensación especial de fin de año. Según la Caja, se trataba de una asignación previsional de carácter "extraordinario", y se daba a todos los pasivos en dos cuotas (de alrededor de $5.800 para jubilados y $3.500 para pensionistas), una en junio y otra en diciembre.

- El 1° de julio de este año todos los pensionistas y jubilados pasaron a tener su cobertura de salud cubierta mediante el Fonasa. La compensación de gastos de salud y su complemento eran partidas, explica la Caja, para los pasivos que cubrían personalmente el costo de su cobertura médica básica. Su incorporación al Fonasa, agrega en el comunicado, "hubiera determinado el cese del beneficio", pese a lo cual se siguió pagando hasta hoy.

De todas maneras, complementa, la compensación de gastos de salud ($1.668 en junio de este año) sigue en pie para los jubilados y pensionistas cuyo único ingreso es la pasividad de la Caja (siempre y cuando no sea mayor a $33.400 nominal).

Esta compensación también llegará a los afiliados activos y pasivos con un familiar con discapacidad a cargo. En el resto de los casos, en tanto, se empezará a pagar como una partida mensual fija, que se empezará a reducir de manera semestral, hasta desaparecer totalmente en julio de 2018.

En relación al complemento de la compensación de gastos de salud ($725 en junio de este año) se mantiene para los jubilados y pensionistas de 75 o más años. Los que no se encuentren en esa franja, por su parte, esta partida se reducirá 50% desde el 1° de julio de 2016 y acabará el 1° de enero de 2017.





Populares de la sección