¿Cuáles son los requisitos para criar a un niño de forma transitoria?

Se necesitan 600 familias para alojar a casi 3.000 niños y adolescentes que ahora viven en hogares del INAU

"Todo niño y adolescente tiene derecho a vivir y a crecer junto a su familia", dice el artículo 12 del Código del Niño y del Adolescente. En ese sentido, el Instituto del Niño y del Adolescente (INAU) cuenta con un programa de acogimiento familiar, para personas dispuestas a cuidar a un niño que por diferentes razones no puede permanecer en su familia porque se vulneraron sus derechos o porque fue abandonado.

Según datos del INAU, son 1.375 niños los que hoy día viven en esa modalidad, de los 4.150 que están separados de su familia.

Es una medida transitoria mientras que el Poder Judicial decide si el niño volverá a su familia de origen o se dará en adopción definitiva. La premisa central del organismo es que el núcleo familiar es el contexto más apropiado para la crianza de los niños y su permanencia en hogares de residencia vulnera ese derecho inalienable.

Como "familia de acogida o cuidadora" -tal como la denomina el INAU- califican parejas que estén casadas o en unión libre, mujeres u hombres solteros, viudos o divorciados. Otros requisitos son tener entre 25 y 55 años de edad y haber aprobado Ciclo Básico, aunque este último punto no es excluyente.

Quienes deseen acoger niños del INAU deben poder sustentarse económicamente; el organismo realiza una transferencia económica "en función de la realidad que vive la familia", explicó el director del organismo, Fernando Rodríguez.

A los niños acogidos deben garantizarles el acceso a la educación, a la salud, la recreación y no discriminación. Las personas o parejas deben estar dispuestas a aceptar niños o adolescentes menores de 18 años.

Una familia "amiga" no puede a la misma vez integrar el registro de parejas que buscan adoptar. "Es incompatible", aseguró Rodríguez- En ese sentido, explicó que si una familia de acogimiento quiere adoptar debe abandonar el registro de familia amiga.

Vea también: Hay 160 niños para ser adoptados que ninguna familia quiere recibir

Los documentos necesarios para iniciar el proceso de cuidado transitorio de uno o varios niños son: cédula de identidad, credencial cívica, constancia de estudios, certificado de buena conducta, constancia de ingresos y carné de salud vigente de los integrantes de la familia.

"El Programa estimula el desarrollo de la persona en el marco del respeto de su identidad y sus vínculos afectivos; previniendo su institucionalización. La familia amiga es, luego de su familia de origen, el mejor lugar donde un niño se puede desarrollar", dice un documento del INAU que desarrolla el programa.

Eliminación de hogares

El INAU comenzó un plan piloto en siete de los 150 hogares de residencia para erradicar los hogares permanentes. Su objetivo es que al fin del período los 150 hogares se transformen en centros de referencia barriales sobre cuidados parentales. Mientras tanto, los niños pasarán a vivir en familias de acogimiento.

Es decir que si mañana aparece una situación en una familia de origen con dificultades en el cuidado o vulneración de derechos de los menores, pretenden que en ningún momento vivan en un hogar del INAU, sino que por el contrario vayan a una familia amiga.

Es una alternativa "de tránsito" que busca "evitar los riesgos que implican la internación·, cuya principal carencia es la falta de una familia que cuide al niño. "Las familias se especializan, a través de capacitación, en situaciones de urgencia, de alto nivel de vulneración de derechos. Tiene que estar dispuesta a recibir a un niño en la madrugada que puede llegar de un contexto de violencia doméstica, de situación de calle", dijo Rodríguez.

Mejoras para evitar problemas

Desde que funciona el programa, el Inau tuvo en dos ocasiones dificultades con las familias de acogimiento que resultaron un obstáculo para alejarse de los menores. Es por eso que en el próximo llamado para ampliar el registro de familias amigas –que se realizará en el mes de agosto- buscarán reforzar el mensaje de que "cumplen el rol de familia pero de manera transitoria".

Pretenden que, en vez de ser un obstáculo, sean facilitadoras del proceso. "Vamos a reforzar la supervisión. El acompañamiento de esas familias familias transitorias para que no se confundan con el rol de adoptantes que son bien distintos. Se va a trabajar para que sea un facilitador que garantice el cuidado del niño, que por ejemplo acceda a tener encuentros con la familia adoptante o la de origen", agregó Rodríguez.

Una vez que una pareja es seleccionada por el Equipo Técnico del INAU, se da la capacitación de las familias. Luego, se realiza el proceso de integración del niño o adolescente con ella y a partir de ahí existe un asesoramiento de técnicos tanto a la familia de acogimiento como la de origen. Por último, el menor será reintegrado a su familia de origen si el juez dispone que es posible o por el contrario dispondrá su adopción definitiva.

Por más información sobre este dispositivo, deben comunicarse con el Programa de Acogimiento Familiar a los teléfonos 29291670-29245766 / int. 211o por mail a: acogimientofamiliar@inau.gub.uy / familiaamiga@inau.gub.uy


Populares de la sección