¿Cuáles son los tragos del verano?

Los aperitivos, el vodka y un nuevo boom del gin tonic marcan las tendencias en tragos y cócteles en temporada de calor
Tres tragos del verano
Cada verano hay una bebida que se corona con el título de "trago del verano". Es un cargo infaltable en la conformación de lo más popular de cada temporada, así como siempre hay una canción o una moda destacada.

Si bien puede ser un título discutible –hay bebidas clásicas que se mantienen año a año, mientras que otras pueden ser sumamente populares en un determinado local o ciudad, y no trascender por fuera de ese contexto– verano a verano hay una serie de ingredientes que se elevan por encima del resto como material base para los tragos y cócteles más populares.

Santiago Urquhart, uno de los propietarios de Baker's Bar, considera que por el momento se mantienen las tendencias recientes, que ya vienen de los últimos años, y que marcan un incremento en la popularidad de las bebidas elaboradas en base a vinificaciones especiales, como vermouths y espumantes, además de aperitivos del estilo del Campari y el Aperol.

Por otra parte se detecta un consumo cada vez más habitual de gin, tanto con soda como con tónica o incluso en otras variantes. "Piden marcas determinadas, o que se le agregue cierta fruta; son bebidas mucho más personalizadas. O a veces te piden que los sorprendas", afirmó.

El gin tonic también es señalado como uno de los reyes de las últimas temporadas por Javier Daqua, subgerente de la discoteca Ovo Night Club del hotel Conrad de Punta del Este. "Está en un período de boom en Europa y acá también está llegando", dijo. Las combinaciones que permite la ginebra son variadas, sobre todo al combinarla con frutas, en especial cítricos, y jengibre. Otras de las variantes que se ofrecen en Conrad incluyen pimienta roja o negra.

"El gin tonic es un boom en Europa, que acá también está llegando" Javier Daqua, Subgerente de la discoteca OVO Nightclub

Daqua también marca la fuerte presencia del Aperol y del Jagermeister, tanto solos como combinados con energizante. En Baker's se resalta el incremento en la demanda del Americano, un cóctel que incluye Aperol, vermouth, soda y ralladura de naranja.

Según Urquhart, el verano también tiende a ser protagonizado por tragos de ese estilo porque el calor hace que se busquen preparaciones más livianas. Si bien aclara que no es un dogma, asegura que es habitual que las bebidas de verano incluyan una combinación entre lo dulce y lo amargo.

Álvaro Pereira, barman y copropietario del bar La Ochava, señaló como otra de las bebidas preponderantes de la temporada al vodka, un destilado que es fácil de usar para los autores de tragos, ya que no agrega sabores, sino que resalta los presentes, por lo que es fácil de mezclar y combinar. Su liviandad también lo hace una de las bases alcohólicas predilectas en el momento más caluroso del año.

Los tragos con esta bebida también son los indicados por Guzmán Sosa, uno de los barman del bar Negroni de Montevideo. El local ofrece tragos clásicos como caipiroska, mojito o el cada vez más presente gintonic, pero con un giro propio. Los sabores que más se solicitan, consideró, "son los frescos y frutales", y destaca como icónicos de ese bar a los cócteles Il Rocco (vodka con kiwi) y Sogni, que incluye vodka, jugo de lima, almíbar de cardamomo y frutos rojos.

"Los tragos frescos y frutales son los que más funcionan durante los veranos" Guzmán Sosa, Barman de bar Negroni

En el rubro frutal, los sabores exóticos como el maracuyá o el mango se mantienen en alza, detalló Pereira, quien considera que para los próximos años predominarán los gustos locales, como ya sucede en otros mercados. "Es lo que pasa con la cocina; aquí se producen cervezas y licores con frutos y productos locales y lo mismo le va a pasar a la coctelería", estimó, aunque cree que aún falta un mayor énfasis en ese aspecto.

Menos, pero mejor

Tragos del verano
Santiago Urquhart, uno de los propietarios de Baker's.
Santiago Urquhart, uno de los propietarios de Baker's.

Para Urquhart se está produciendo una transformación mundial en la forma en la que se bebe, algo que se remonta a la década de 1990. "Hay un incremento en la producción de bebidas superpremium, y la gente las consume cada vez más. Se busca cada vez tomar menos cantidad de alcohol, pero de mejor calidad", algo que Daqua secunda.

Esta búsqueda, explica, se remite incluso al origen de la definición de cóctel, que data de 1806 y lo describe como una combinación de bebida destilada, agua, azúcar y un agregado amargo. Esa descripción surgió en una revista que buscaba evitar el consumo de alcohol en un tiempo en el que la calidad de las bebidas era mala (incluso tóxica), con la intención de que el público optara por mejores calidades.

"Se busca cada vez tomar menos cantidad de alcohol, pero de mejor calidad" Santiago Urquhart, Barman y copropietario de Baker's

Hoy en día, con las mejoras en la tecnología, el alcohol empleado en la fabricación de los destilados es superior, lo que también ha colaborado en lo que se considera un "renacimiento" de la coctelería.
Pereira también resalta este hecho, y destaca la mayor preocupación del público por lo que ingresa al organismo, una tendencia que se repite en la alimentación. En ese sentido también considera necesario educar al consumidor. "La gente pide tragos con frutilla todo el año, pero esta fruta tiene una estación determinada; el resto del año son congeladas y no tienen el mismo sabor", advierte.

De afuera y de adentro

Sogni: el trago según Negroni

La determinación de una tendencia comienza en polos de la vida nocturna como Ibiza, o en grandes ciudades como Nueva York. Javier Daqua afirmó sin embargo que, además de lo que llega del extranjero, a veces los locales también imponen sus tragos. Cada año, Conrad organiza entre sus propios bármanes dos concursos internos, en el que cada uno prepara un cocktail propio. El año pasado, por ejemplo, el tercer trago más vendido fue el ganador de ese concurso.

"El uso de sabores locales ya se da en la cocina; se producen cervezas y licores con esos productos, a la coctelería también le va a pasar" Álvaro Pereira, Barman y propietario de La Ochava

Para Urquhart, las tendencias por el momento siguen llegando desde el hemisferio norte, y tardan al menos un año en desembarcar en Uruguay. De todas formas, percibe que los hábitos de consumo locales están cambiando. Los tragos dulces dejan lugar a los amargos, que para el barman son más complejos y tienen más matices. "Es esperanzador", consideró.

De todas maneras, resalta la ausencia de la figura del "barman uruguayo" que establezca tendencias locales, algo que cree que por ejemplo sí sucede en la cocina.

Pereira habló también sobre el mayor atrevimiento del público local, gracias a un mayor contacto con el resto del mundo. "La gente viaja y se da cuenta de que en Montevideo también hay bares que sirven lo mismo que en Nueva York o Londres".

Tragos del verano
Guzmán Sosa, de Negroni, destaca la utilización de sabores frutales y más frescos durante el verano.
Guzmán Sosa, de Negroni, destaca la utilización de sabores frutales y más frescos durante el verano.

Las bebidas más populares


Ginebra
La bebida proviene de un destilado de la cebada sin maltear y se combina con hierbas para darle su sabor característico.

Vodka
Bebida fermentada elaborada a base de centeno, trigo, o papa. Fácil de mezclar con todo tipo de ingredientes.

Vermouth
Se trata de un vino macerado en hierbas que se utiliza principalmente como aperitivo.

Ron
En una línea más clásica, el ron, destilado de la caña de azúcar, también es una bebida habitual en tragos veraniegos.




Acerca del autor