Cuatro de cada 10 liceales tienen extraedad y tienden a desertar

En 2015 mejoró el nivel de promoción, ubicándose en 73,2%

El 43% de los jóvenes que en 2014 ingresó a primero de liceo con extraedad y no promovió el curso, no volvió a inscribirse en 2015. En tanto, entre los jóvenes que ingresaron sin extraedad y no promovieron, el porcentaje que no se volvió a anotar se ubicó en 19,3%. Esos datos se desprenden del Monitor educativo liceal 2015 presentado ayer por las autoridades del Consejo de Educación Secundaria (CES).

El informe señala que la no promoción combinada con la extraedad son dos factores que aumentan el riesgo de desvinculación. De hecho, si se observa el comportamiento de los estudiantes con extraedad que lograron la promoción, solo no se inscribió en 2015 el 2,8%. Entre los alumnos sin extraedad que promovieron, la cifra de no inscriptos al año siguiente se reduce a 1,4%.

Ayer en la presentación, los expositores señalaron que la extraedad es uno de los grandes desafíos y dificultades que enfrenta secundaria. En este sentido, la directora del departamento de Planeamiento y Evaluación Educativa del CES, Margarita Romero, destacó que uno de cada tres alumnos (30%) ingresa a primero de liceo con extraedad, es decir, ya repitió algún año en Primaria. No obstante, remarcó que la proporción viene descendiendo en los últimos años. En 2010 el porcentaje de alumnos que ingresaba a Secundaria con extraedad ascendía a 37,5%, en 2012 descendió a 33,3% y en 2015 volvió a disminuir a 31%.

Del total de los 229.161 estudiantes que el CES registró en 2015, algo más del 20% (46 mil alumnos) corresponde a liceos o turnos nocturno o de extraedad. En tanto, en los liceos diurnos el 41,4% de los alumnos tiene al menos un año de extraedad. Incluso, en la mitad de ellos se acumulan dos o más años de rezago. Esto se traduce en que uno de cada cuatro estudiantes de educación secundaria tiene 18 años o más, cuando la edad apropiada para cursar educación media es entre los 12 y 17 años.

Promoción

El monitor educativo liceal también arrojó una mejora en el nivel de promoción por cuarto año consecutivo. El año pasado el índice de promoción se ubicó en 73,2%, cuando en 2014 había estado en 72,1% y en 2009, en 68,4%. De hecho, entre 2011 y 2015 el número de promovidos aumentó 6%, esto equivale a unos 6.500 estudiantes más que aprobaron su curso el último año.

Más allá de esto, uno de cada cuatro alumnos de Ciclo Básico no logra promover el año. Solo seis de cada 10 estudiantes logran aprobar los tres años de educación media básica y casi 20% no llega siquiera a aprobar un solo grado del ciclo mencionado.

Si se observa la promoción por grado, se deduce que la mejora de este índice se dio en los tres años de Ciclo Básico. Además, primer año continúa teniendo el nivel de promoción más bajo, pasando de 69,4% en 2014 a 71,8% en 2015. En segundo año el porcentaje de promovidos se ubicó en 75,3% y en tercer año en 72,7%.

Las calificaciones más frecuentes en la promoción son 6 o 7, es decir, las mínimas para pasar de año. En 2015 el 30% de los alumnos promovidos en Ciclo Básico, lo hizo con una calificación de 6. En tanto, el 22,4% salvó el año con 7. Un 8,9% lo hizo con 10 y un 2,8%, con 12.

En los tres grados, Matemática es la asignatura que registra el menor porcentaje de alumnos con calificaciones suficientes a fin de años (apenas el 60%).

La siguen Física, Química en tercer año y Ciencias Físicas en primero y segundo.

A su vez, Educación Sonora, Educación Física e Informática son las que tienen mayor porcentaje de aprobación (entorno al 80%).


Populares de la sección