Cuatro claves para entender la situación judicial de Michel Temer

El presidente brasileño tiene un juicio por la legitimidad de las elecciones de 2014 y es investigado por corrupción

¿Qué juicio enfrenta actualmente y por qué?

El presidente de Brasil, Michel Temer, enfrenta un juicio sobre la legitimidad de las elecciones realizadas en 2014 que definieron la reelección de Dilma Rousseff y del entonces vicepresidente. El juicio fue iniciado en el Tribunal Superior Electoral (TSE) en abril de este año y se retomó este martes.

La primera de las audiencias fue para escuchar la acusación y luego el descargo de las defensas de Dilma Rousseff y de Temer. En la acusación se señaló que existen "incontables" elementos y testimonios que prueban que la campaña de ambos constituyó "un innegable abuso de poder económico y político".

El mecanismo de financiación de la campaña está vinculado con fondos de la petrolera estatal Petrobras, lo que dio margen al mayor escándalo de corrupción de la historia y a la investigación denominada "Lava Jato" (lavadero de autos), que desde Curitiba encabeza el juez anticorrupción, Sergio Moro.

Los siete integrantes que forman parte del TSE deberán determinar si Rousseff y Temer cometieron efectivamente los delitos de los que se los acuso en la denuncia.

En la acusación se señaló que hay "incontables" elementos y testimonios que prueban que la campaña de ambos constituyó "un innegable abuso de poder económico y político".

Se estipula que el juicio del actual presidente terminará este jueves, pero distintos analistas creen que puede extenderse algunas semanas, si uno de los jueces se ampara en el pedido "de vista" para analizar el expediente con mayor nivel de detalle.

Lea también: "Retoman juicio electoral a Temer que puede apartarlo del gobierno"


¿La investigación por corrupción está dentro del proceso judicial?

El Supremo Tribunal Federal (STF) inició una investigación por corrupción, organización criminal y obstrucción de la justicia por fuera del juicio. Esto sucedió luego de que se diera a conocer una grabación realizada el 17 de mayo por el empresario Joesley Batista en donde Temer parece avalar el pago de coimas al expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

El actual presidente debía responder este martes un cuestionario de 82 preguntas sobre ese caso pero consiguió una prórroga hasta el viernes para hacerlo.

Entonces, ¿qué puede llegar a pasar?

Hay varias posibilidades. Una es que se acepte la denuncia en su totalidad, se anule la elección de 2014 y el mandato de Temer, por lo que se deberá resolver si deja el cargo inmediatamente o no.

Otra de las posibilidades es que se desestimen las acusaciones que pesan en contra del presidente brasileño y que se archiven las actuaciones que están en curso.

A su vez, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) puede rechazar las acusaciones parcialmente y decidir, por ejemplo, que Dilma Rousseff es la culpable porque Temer no estaba al tanto de nada.

O que el tribunal devuelva el caso a la fase de verificación de pruebas, con lo cual el proceso judicial se puede extender más de lo previsto.

A pesar de esto, el jefe de Estado volvió a descartar su renuncia o la posibilidad de que los tribunales recorten su mandato en una ceremonia oficial este miércoles en la que anunció un plan millonario de créditos para el sector agropecuario.

Lea también: "Defensa de Temer acusa al fiscal de presionar"

Si Temer deja el cargo, ¿habrá elecciones?

No. En ese caso, el Congreso será quien elija al sustituto en un plazo de 30 días para completar el mandato de la ley electoral constitucional que habilita elecciones directas.

Fuente: El Observador y agencias

Populares de la sección