Cuatro procesados con prisión por distribución de pornografía infantil

Un quinto detenido fue liberado, pero la investigación en relación a él seguirá su curso

A pedido de la fiscal Mónica Ferrero, el juez José María Gómez procesó con prisión a cuatro hombres por el delito de distribución de pornografía infantil. La quinta persona detenida quedó en libertad y la indagatoria respecto a él continuará su curso, dado que no se pudo probar que haya difundido material de ese tipo, más allá de que sí tenía archivos en su computadora, informaron a El Observador fuentes del caso.

Los procesamientos se dictaron en función del artículo 2º de la ley sobre violencia sexual contra niños y adolescentes (17.815), que establece: "El que comerciare, difundiere, exhibiere, almacenare con fines de distribución, importare, exportare, distribuyere u ofertare material pornográfico en el que aparezca la imagen o cualquier otra forma de representación de una persona menor de edad o persona incapaz, será castigado con pena de doce meses de prisión a cuatro años de penitenciaría".

La Policía detuvo a cinco hombres en el marco de una investigación por consumo y distribución de pornografía infantil, en un caso que se inició en base a información enviada desde Alemania donde se indagan hechos similares.

El caso, que se bautizó como operación "Sirte" (dado que ese es el nombre que se le puso en el país europeo a la causa), hizo que ayer jueves investigadores de la Sección Delitos Tecnológicos del Departamento de Investigaciones Complejas de la Dirección Nacional de Crimen Organizado e Interpol realizaran allanamientos en Montevideo y Maldonado, donde se concretaron las cinco detenciones. Los indagados están declarando ante el juez penal José María Gómez y la fiscal Mónica Ferrero.

La indagatoria surgió a fines de 2015 cuando desde Alemania se envió a Uruguay información que indicaba que de los IP (número de identificación) de cinco computadoras ubicadas en el país había un importante tráfico de material pornográfico infantil.

En los allanamientos, la Policía incautó las computadoras, discos duros externos y pendrive de los detenidos, que tienen entre 30 y 50 años. En total, el material ubicado suma 4 terabytes y de ellos la mitad estaba en poder de uno de los indagados.

La investigación no reunió pruebas respecto a que los indagados, además de consumir y distribuir el material, también lo hayan producido, dijeron las fuentes. En las plataformas que se usan a nivel internacional para intercambiar este tipo de material quienes más comparten logran una suerte de "status" entre sus pares.

En diciembre del año pasado, otra investigación iniciada en base a información que llegó desde Estados Unidos determinó los procesamientos con prisión de cuatro hombres por distribución de pornografía infantil.


Populares de la sección

Acerca del autor