Cuba libre a la cultura

La reactivación de las relaciones entre EEUU y Cuba ha desatado un fenómeno cultural en la isla que abarca música, cine, televisión y teatro
Uno de los objetivos principales que el dictador Fulgencio Batista se propuso al tomar el control de Cuba en el año 1952, fue el de fomentar una estrecha relación con Estados Unidos, su vecino más cercano. Eso se logró y por años fue el destino de las inversiones y de los turistas estadounidenses, lo que convirtió a la isla en una suerte de Las Vegas tropical. Pero el fin de la década trajo consigo la revolución de Fidel Castro y esta relación concluyó de forma abrupta. 50 años despúes, Barack Obama y Raúl Castro decidieron que el momento para abrir nuevamente las fronteras había llegado. Más allá de que el embargo económico a la isla continúa, la apertura trajo consigo un intercambio cultural y artístico que de a poco va ganando peso.

Una de las primeras señales de que Cuba vuelve a estar entre los destinos considerados por los artistas fue la presencia de Mick Jagger en octubre del año pasado. Aunque el motivo de la visita fue puramente turístico, los rumores sobre una posible presentación de los Rolling Stones en la isla comenzaron a aumentar. Para más expectativa, Keith Richards, guitarrista de la banda, confirmó que se encontraban en negociaciones para tocar allí. "Nos gustaría viajar a Cuba ahora que la situación está cambiando . Es un lugar que ha dado grandes pasos culturales para el mundo entero", afirmó.

Uno de los shows que sí esta confirmado es de Major Lazer, proyecto del DJ y productor estadounidense Diplo, que se presentará en La Habana en marzo. Diplo, cuya música incorpora influencias de todo el mundo, sobre todo caribeñas e indias, manifestó en un comunicado que Cuba ha tenido "un impacto cultural muy poderoso" en el mundo y en su vida, ya que Florida, estado donde creció, se encuentra muy cercano a la isla.

"Cuba a desempeñado un rol fundamental en mi amor por la música", dijo, y agregó que se siente muy orgulloso "de llevar el proyecto Major Lazer a La Habana". El grupo se presentará en el marco de la Musicabana Fest, en la Tribuna Antimperialista José Martí.

Otra de las figuras del mundo de la música que se ha visto recientemente en Cuba fue el ex integrante de Black Sabbath, Ozzy Osbourne. Sin embargo, su presencia se debió a su participación en un programa documental de History Channel, en el que el artista viaja por varios lugares del mundo.

Por su parte, Rihanna visitó en mayo La Habana para realizar una producción junto a la fotógrafa Annie Leibovitz para la revista Vanity Fair. Y su amiga, la también cantante Katy Perry, estuvo en la isla de vacaciones junto al diseñador Jeremy Scott tras su gira Prismatic World Tour.

Locaciones originales

En este sentido, la reactivación de las relaciones ha proporcionado nuevos paisajes y locaciones para la televisión y el cine norteamericano, que ya preparan las valijas para filmar en la isla. Esa posibilidad fue algo muy utópico durante los años de la ruptura y varias películas que se situaban en ese país debieron emular las calles y las playas de Cuba en otros lugares.

Uno de los casos más conocidos es el de El Padrino: Parte II, cuya historia se desarrolla parcialmente en Cuba. Al no poder filmar en la isla, debieron recurrir a República Dominicana como sustituto. Incluso Montevideo y Atlántida fueron elegidas para imitar parte de La Habana en la película de 2006, Miami Vice.

House of Lies, serie que HBO emite desde 2012, será una de las encargadas de presentar, esta vez de forma auténtica y por primera vez, las calles de La Habana en una ficción televisiva estadounidense. La serie protagonizada por Don Cheadle rodará el último capítulo de su quinta temporada en la capital del país y sus alrededores.

Según informó la agencia EFE, la filmación fue autorizada por el Departamento de Tesoros y Control de Activos de Estados Unidos y se comenzará a rodar la próxima semana. Otros shows televisivos no ficticios también han desembarcado en el la isla, como Late night with Conan O'Brien, del cómico norteamericano que da nombre al programa, y un documental sobre los famosos automóviles cubanos titulado Cuban Chrome.

La cadena Starz, productora de series como Outlander, nominada a los pasados Globos de Oro, está desarrollando la preproducción de una serie de terror ambientada en Cuba y titulada Santería, centrada en la variada gama de religiones que imperan en la isla. Su productor aseguró a EFE que la serie se rodará en Cuba.

Al igual que la televisión, Hollywood no ha dejado pasar la oportunidad y se ha asegurado un lugar dentro del espectro cultural que está envolviendo a Cuba. La industria del espectáculo ha tenido en la mira a el país caribeño debido a la cercanía de ambas naciones y la historia compartida, mientras que actores cubanos como Andy García han triufado en el cine norteamericano.

Una de las producciones que espera para rodar en Cuba es la octava entrega de la saga Rápido y Furioso, con fecha a estrenarse en 2017. Según Universal Pictures, estudio encargado de la realización de la película, se encuentran en discusiones con los gobiernos de ambos países para lograr la aprobación de la filmación. La nueva película de la saga protagonizada por Vin Diesel utilizaría la isla para algunas de sus escenas de acción.

Para agregar aún más diversidad al fenómeno cultural que Cuba esta viviendo, la compañía neoyorquina de teatro Nederlander Worldwide Entertainment esta interesada en presentar algunas de sus obras en la Habana, al igual que fomentar el intercambio de actores entre los dos países.

Retomar las relaciones con Estados Unidos ha situado a Cuba en la mira del mundo nuevamente y los habitantes de ambos países, privados de este tipo de intercambio cultural por más de 50 años, lo agradecen.

Populares de la sección

Acerca del autor