Cuentos futboleros contra los estereotipos

El libro Pelota de papel, una iniciativa creada por cuatro futbolistas (entre ellos el uruguayo Agustín Lucas), recoge 24 cuentos creados por jugadores en actividad, retirados y entrenadores sobre este deporte
Los futbolistas suelen verse, sobre todo para el público no futbolero, pero también para algunos dentro de su universo, como gente muy parecida entre sí. El escritor inglés Nick Hornby, autor de uno de los libros futboleros más populares, Fiebre en las gradas, reconoce este hecho en ese texto, y afirma que las historias de fondo (e incluso la apariencia física) de la mayoría de los futbolistas modernos es perfectamente intercambiable.

Pero como en todo ámbito, entre los deportistas están aquellos que se apartan del estereotipo y luchan contra él.

Este grupo de atletas presenta el libro Pelota de papel, que en breve llegará a las librerías uruguayas, y que ya se ha publicado, por ejemplo, en Argentina, donde ha recibido atención del público y la crítica.

Liderado por el zaguero, poeta y escritor uruguayo Agustín Lucas, junto al entrenador argentino Mariano Soso, el futbolista argentino de Newell's Sebastián Dominguez y el exPeñarol Jorge Cazulo, Pelota de papel reúne 24 cuentos escritos por exfutbolistas (como Jorge Valdano, Ruben Capria y el colombiano Jorge "Patrón" Bermúdez), deportistas en actividad como el delantero de Nacional y reconocido amante de la literatura, Sebastián Fernández, o Javier Mascherano, así como entrenadores, con Jorge Sampaoli como uno de los nombres más conocidos.

Lucas es una presencia atípica en el mundo del fútbol uruguayo, con seis libros de poesía y narrativa editados a su nombre, al que ahora se suma este nuevo libro colaborativo.

La alineación de Pelota de papel se ve reforzada por un grupo de ilustradores, cuatro argentinos (Tute, Maicas, Domenench y Costhanzo) y el uruguayo Gonzalo Rodríguez, así como por un plantel de escritores y periodistas, que son los encargados de proveer los prólogos y presentaciones de los autores para cada texto, oficiando como una suerte de representantes de cada deportista. Entre ellos, se incluye a nombres como Alejandro Dolina, Mario Delgado Aparaín y Eduardo Sacheri.

El prólogo del libro está escrito por el periodista argentino Juanky Jurado, productor del proyecto.
En él explica que este libro presenta relatos de "nostálgicos recuerdos, hazañas de juventud, golpes de la vida, frustraciones y la posibilidad de hablar del amor a un juego tan maravilloso como es el fútbol", con Pelota de papel presentándose como un espacio para que estos deportistas y exdeportistas puedan hablar sobre sus experiencias en el ambiente, sin el "cassette" con el que prestan declaraciones semana tras semana, y que fomentan el estereotipo que esta colección de textos busca derribar.
El prólogo menciona cómo demostrar emociones está en cierta forma mal visto dentro del mundo futbolero (más allá de la alegría por una victoria, o la tristeza y enojo por una derrota) , y este libro también es una forma de dejar salir esos sentimientos y aprendizajes acumulados a lo largo de años de carrera.

Otra de las misiones de Pelota de papel es la de generar eventos sociales y llevar el libro a clubes, escuelas y pensiones, además de que todas las recaudaciones estarán destinadas a obras sociales.

Este esfuerzo combinado de un plantel de 72 personas le debe su nombre a las pelotas utilizadas varias veces en los patios de las escuelas, en referencia tanto al aprendizaje como a los partidos inocentes que se juegan en los recreos, donde las victorias y las derrotas acarrean un resentimiento temporal que, por supuesto, siempre dura hasta el próximo recreo.

Populares de la sección

Acerca del autor