Cumbre sanitaria con el foco en la participación público privada

Hubo un llamado al trabajo conjunto y demanda de más recursos

La integración público privada en los programas de salud animal que planteó el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) en Durazno el pasado jueves es relevante,  pero además debe ser efectiva tomando en cuenta la opinión de todos los sectores involucrados, así como también es necesario que el MGAP cuente con mayores recursos para poder cumplir con sus funciones.

Estos conceptos fueron manejado en el seminario organizado por la Dirección General de los Servicios Ganaderos en el local  Santa Bernardina de la Sociedad Rural del Durazno, con participación del ámbito privado, incluyendo a veterinarios y productores.

Precisamente uno de los aspectos que se recomendó para la próxima administración de gobierno es el fortalecimiento de capacidad de gestión de los servicios veterinarios oficiales, así como también sobresalió la importancia de las Codesa (Comisión Departamental de Sanidad Animal). En este punto el director de Sanidad Animal, Federico Fernández, y el expresidente de la Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay (SMVU), Ramiro Díaz, coincidieron en declaraciones a El Observador que algunas Codesa funcionan muy bien, otras lo hacen con dificultades y otras simplemente no funcionan.

Esta es una responsabilidad que debería ser compartida entre los sectores público y privado, señala el documento final. Además se planteó que la Conahsa (Comisión Nacional Honoraria de Sanidad Animal) debería ser el reflejo de los planteos que presentan las Codesa.

Los resultados de este seminario  deberían recogerse como una propuesta a presentar en la Conahsa, considerando que plantean algunos cambios en las estructuras sanitarias, incluyendo una más activa participación de las Codesa, dijo el director de Servicios Ganaderos, Francisco Muzio.

Por otra parte, Fernández recordó que una nueva ley aprobada en el Parlamento sobre brucelosis y tuberculosis prevé la participación de las Codesa en la evaluación de los focos y en las indemnizaciones de las campañas.
Fernández informó que esta enfermedad registra en 2014 un total de 232 focos abiertos (en tratamiento) y agregó que hay indicadores que son favorables, como la reducción de la antigüedad de los focos, el aumento de muestreos serológicos en las plantas de faena y además su identificación individual y electrónica.

También  en el futuro próximo se cambiará a la seccional policial como zona de riesgo por una zona Basfer (establecimiento foco y predios linderos donde se controlan movimientos de animales que deber ser vacunados y negativos en la serología).

La nueva ley prevé además una mayor asistencia al productor en problema, pero también a los productores linderos.

Algunas demandas de veterinarios y gremiales
 La Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay entiende que la integración público privada en materia sanitaria es la mejor forma de llevar adelante las políticas, dijo a El Observador el expresidente  Ramiro Díaz de la gremial. Dijo que existen debilidades por la incomunicación entre las Codesa y la Conahsa, lo que lleva a que la gente se desanime. Por otro lado, no se ha tomado en cuenta la opinión de las instituciones que forman este sistema, por lo cual muchas veces se ha asentido a decisiones que ya vienen elaboradas. El delegado de la Federación Rural ante la Conahsa, Juan José Senatore, remarcó a El Observador el interés oficial en trabajar con los privados y agregó que la gremial planteó un fortalecimiento a la Conahsa, reestructurando su forma de trabajo. Valoró también la nueva ley sobre la brucelosis y tuberculosis, que incentivará a todos a mejorar la lucha contra la enfermedad.


Fuente: Hugo Ocampo

Populares de la sección

Comentarios