Curiosidades del cambio de mando presidencial en Estados Unidos

El origen de las tradiciones y hechos que caracterizaron este evento
El presidente electo, Donald Trump, empezará este viernes su mandato en Estados Unidos. Desde que se presentó como candidato, el republicano ha generado polémica por su postura y sus comentarios. Sin embargo, se espera que su ceremonia de toma de posesión siga el protocolo.

A lo largo de los años, el cambio de mandato estadounidense se caracterizó por respetar lo establecido en la Constitución y por la continuidad de alguna de las particularidades que los presidentes han introducido.

Lea también: Así será la asunción de Trump como presidente de Estados Unidos

Por lo tanto, la ceremonia se transformó en una mezcla de protocolo con tradición.

Curiosidades del ascenso

En principio, la toma de posesión se realizaba el 4 de marzo para que hubiese suficiente tiempo entre las elecciones y el comienzo del siguiente mandato.

Durante ese período, además, se contaban los votos y se validaba al presidente, pero los avances en la tecnología llevaron a que en 1933 se cambiara la enmienda en la Constitución. Entonces, la fecha cambió al 20 de enero. El último presidente en asumir en marzo y el primero en hacerlo en enero de 1937 fue Franklin D. Roosevelt.

Además de estipular la fecha, la Constitución indica que el presidente debe jurar su fidelidad ante los ciudadanos estadounidenses a través de la Biblia y señala que el verso a afirmar debe estar seleccionado con anterioridad. Sin embargo, Washington y Lincoln no lo hicieron mientras que Harry Truman y John F. Kennedy ni siquiera abrieron el libro.

A la hora de leer la frase, es usual que los presidentes concluyan diciendo ''así que Dios, ayúdame'' pero no es parte del protocolo. La expresión comenzó a ser utilizada por un mandatario y se convirtió en el dicho más usual, a pesar de que Theodore Roosevelt decidió decir '' y así lo juro''.

Luego del juramento, los presidentes pueden dar un discurso. El más corto fue el de Washington en 1793 mientras que el más largo lo dio Harrison, aseguró el portal Milenio.

Al finalizar la ceremonia, se convirtió en una tradición asistir a diferentes cenas, desfiles y bailes para presentarse como el presidente. Los eventos suelen durar diez días y en la actualidad es común que se establezcan tiendas con ropa de grandes marcas por si los invitados tienen alguna emergencia en zonas cercanas.

El desfile principal se realiza a lo largo de la avenida Pennsylvania. Ahí suelen participar militares y cada vez más civiles. En 1865 pudieron participar por primera vez los afroamericanos, en 1917 comenzaron a asistir las mujeres y en 2009 desfilaron miembros de la comunidad LGBTI.

Twitter, una nueva forma de transmisión

La primera ceremonia de inauguración transmitida por internet fue la de Bill Clinton en 1997. Desde entonces, han surgido distintos medios para emitir el evento. Este año, la ceremonia de Trump se transmitirá por la red que más utilizó durante su campaña y luego de ganar las elecciones: Twitter.

En el canal de la Casa Blanca de Youtube y en su sitio oficial, además, mostrará el cambio de mandato.


Populares de la sección