CUSA aplicó un leve ajuste a la baja para las tarifas agrícolas

En promedio el descenso es de 0,15% y llega a un 3% para las forrajeras
El precio sugerido para las labores agrícolas se ajustó a la baja 0,15% y el de las labores forrajeras bajó 3%, en el promedio de todos los servicios, según se decidió ayer en el marco de la asamblea general ordinaria de la Cámara Uruguaya de Servicios Agropecuarios (CUSA), la institución que nuclea a los contratistas de maquinaria.

La reunión se desarrolló en el Club Campestre de Trinidad, en Flores, con representantes de 60 empresas de todo el país.

Luis Graña, presidente de CUSA, destacó a El Observador que los precios sugeridos quedaron en niveles muy similares a los que venían rigiendo.

En las labores agrícolas, en promedio las tarifas bajan 0,15% en relación a las sugeridas en la asamblea de febrero de este año en Ecilda Paullier, San José, cuando hubo una baja que promedió 10% en relación a lo que regía.

En algunas zonas del país la merma en el trabajo de los contratistas alcanza al 60%.

En el caso de las forrajeras, la baja es del 3%, pero en relación a agosto del año pasado, dado que en ese segmento el análisis para dar precios sugeridos es anual.

Las nuevas tarifas sugeridas, en cada uno de los servicios, se van a publicar mañana en el portal www.cusa.org.uy.

Graña indicó que los motivos para que las tarifas hayan quedado casi sin cambios es que en el semestre inicial de 2016 el dólar tuvo un valor relativamente elevado, a un promedio de $ 31,20.
Eso, señaló, permitió diluir el incremento del costo de los salarios y amortiguar además el alza en el costo del combustible, que son dos factores trascendentes.

Otro factor clave, el costo de la tecnología –de las máquinas y de los repuestos–, prácticamente no cambió, por lo tanto no motivó un ajuste al alza, como sucedió en otras oportunidades.

Durante la reunión se analizó además el momento del sector, que es bastante adverso. El presidente de CUSA admitió que hay menos trabajo, lo que es clara consecuencia de la baja en el precio de los granos que achica las áreas de cultivo: "con un trigo a US$ 200 se hubiera trabajado mucho más", reflexionó.

De cara a la próxima zafra de verano, "la soja se va a plantar, porque l precio mejoró, aunque los US$ 400 de hace algunos días ahora tampoco están".

En líneas generales, aunque depende de cada zona del país, la caída en el trabajo para los contratistas es de un 40% en relación al año pasado, cuando ya hubo una caída en relación a 2014, existiendo zonas en las que la merma laboral trepa al 60% y otras en las que está en un 20%. Que eso cambie dependerá de la mejora en los precios de los granos.

También se consideró el tema del Centro de Capacitación de CUSA, que ha estado inactivo a raíz del momento adverso. Se decidió reactivarlo, al menos con cursos puntuales, tanto en coordinación con empresas importadoras de maquinaria para el agro como en forma independiente.

Se aprobó la memoria anual y el balance del ejercicio 2015/2016 y se decidió que la próxima asamblea, el 4 de febrero de 2017, se realizará en el balneario Las Cañas, en Río Negro. También se activó una baja en el precio de la cuota social, de $ 300 a $ 250, en sintonía con la caída en los precios que se cobran por las labores que hace dos años eran un 30% superiores.

Esta esta reunión participó el intendente de Flores, Fernando Echeverría, "con aportes muy buenos", destacó Luis Graña. Por ejemplo, expresó, "se puso a la órden para dar una mano en el tema de la capacitación".

La cifra


30% cayó... el precio promedio para las labores agrícolas en relación a lo que se cobraba hace dos años.

Populares de la sección

Acerca del autor