Damiani declaró en Argentina y continúa en calidad de indagado

El presidente de Peñarol, que niega cualquier relación con Lázaro Báez, regresa esta tarde a Montevideo

Por Gonzalo Charquero, desde Buenos Aires

Juan Pedro Damiani, el presidente de Peñarol y director del estudio Damiani & Asociados, declaró esta mañana en calidad de indagado en Buenos Aires ante el juez Sebastián Casanello y el fiscal Guillermo Marijuán en el marco de la llamada "ruta del dinero k", una causa que investiga lavado de dinero en empresas de Lázaro Báez, el principal beneficiario de la obra pública durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner (2003-2015).

Según informó a El Observador una fuente judicial argentina, el juez y el fiscal estudiarán la declaración de Damiani en los próximos días. Mientras, el presidente de Peñarol mantendrá su condición de indagado. También continuará "la inhibición general de bienes" en Argentina que dispuso el magistrado sobre sus bienes, dijo la fuente.

Al salir del juzgado, el abogado de Damiani, Jorge Barrera, compartió una foto en su cuenta de Twitter acompañada de un mensaje: "Luego de salir de Tribunales almorzando en Buenos Aires con Juan Pedro en un rato rumbo a Montevideo".


Embed

A su regreso realizarán declaraciones en el puerto de Montevideo.

El juez Casanello procesó con prisión a Báez, a su contador, Daniel Pérez Gadín (titular del campo El Entrevero en José Ignacio, que fue embargado), y a su abogado, Jorge Chueco. Antes de que declarara el presidente de Peñarol, lo hizo Chueco en en el juzgado de Comodoro Py.

En el pedido de indagatoria, que fue divulgado por el Centro de Información Judicial de Argentina, el juez asegura que de un escrito de la Unidad de Información Financiera (UIF) "se desprende importante información en torno a la hipótesis criminal que atañe a la formación de una estructura jurídica y societaria en el extranjero, montada para canalizar fondos de origen ilícito de propiedad de Lázaro Antonio Báez". En esas maniobras aparece el presidente de Peñarol como "beneficiario final" de cuentas bancarias adonde, presuntamente, se derivó el dinero de origen ilícito.

Barrera había explicado a El Observador antes de la audiencia que el presidente de Peñarol "no tiene vinculación alguna con Báez y con los hechos que a él se le imputan y aportará la documentación que así lo demuestra".

Las razones de la indagatoria

El juez Casanello procesó con prisión a Báez, Pérez Gadín y Chueco bajo "la hipótesis de que la empresa Austral Construcciones SA sería la generadora del dinero ilícito". Austral es una empresa constructora creada 17 días antes de que Kirchner asumiera como presidente de Argentina, en 2013. Austral es la empresa más importante de Báez, la que ganó más licitaciones de obra pública durante los gobiernos kirchneristas.

El vínculo de Damiani con el grupo de empresas de Báez se da, según el juez, por dos sociedades anónimas: Helvetic Service Group y Redwood Associates Corp.

Helvetic controlaba la financiera SGI, mejor conocida como La Rosadita, centro de operaciones financieras de Báez. Un video registrado por cámaras de seguridad y divulgado por Canal 13 este año en el que aparecen Martín Báez, hijo de Lázaro, y Pérez Gadín contando millones de dólares reactivó la causa por lavado de dinero.

A su vez, el presidente de Helvetic es Néstor Marcelo Ramos, un abogado que trabajó para el estudio de Damiani y que permanece prófugo luego de que Casanello lo citó a declarar.

"Helvetic Services Group habría recibido un mandato a partir del año 2011 por parte de la Fundación Kinsky, radicada en Panamá y cuyos directores serían Jorge Chueco y Daniel Pérez Gadín, para canalizar dinero en las sociedades Austral Construcciones -por U$S 20 millones- y Epsur S.A. -U$S 5.000.000)-", expresa el juez en el pedido de indagatoria de Damiani y de otros seis implicados en la trama de sociedades anónimas: Pérez Gadín, Chuco y los cuatro hijos de Báez (Leandro, Luciana, Martín y Melina).

Tanto Damiani como su abogado, Barrera, insisten en que su vínculo con Helvetic no implica estar vinculados a Báez. "Damiani no conoce a Báez y su actividad vinculada a Helvetic en modo alguno lo vinculan con lo que se investiga en Buenos Aires relacionado con la ruta del dinero K", dijo Barrera a El Observador.

Por su parte, el juez expresa en el pedido de indagatoria que "Damiani sería, junto a Enrique Wagner, beneficiario final de las cuentas bancarias radicadas en la República de Liechestein, a nombre de Helvetic Services Group, sociedad gerenciada por Néstor Marcelo Ramos y radicada en Suiza. A su vez, Damiani sería socio de Juan Ramón Fernández Methol, quien resultaría ser el único firmante de la totalidad de las cuentas bancarias en Leichestein. También sería socio de la firma uruguaya Damiani & Asociados, uno de los principales clientes del Estudio Mossack Fonseca, mediante el cual Patricia Amonategui habría constituido las 123 empresas relacionadas con Aldyne S.A. en el Estado de Nevada, Estados Unidos. Así, Damiani aparecería recibiendo transferencias en su empresa Redwood Associates Corp., desde Helvetic Services Group".

"Destaca la UIF que esos movimientos de dinero sin justificación aparente, en atención a las personas físicas que aparecen involucradas, son sospechosos de estar asociados a las maniobras investigadas en la presente causa", sostiene el magistrado.


Populares de la sección