Daniel Baldi, reivindicando la importancia de la familia en el fútbol

El escritor dialogó sobre Una historia no tan de fútbol, un relato sobre un equipo al borde del abismo
Daniel Baldi cerró su carrera como futbolista profesional en 2011, al jugar en Bella Vista. El club era un "carrito que se dirigía al abismo", explica. Dos años después, el equipo papal se retiró de las competencias profesionales. A pesar de su retiro, Baldi continuó su trayectoria como escritor. En su novela más reciente, Una historia no tan de fútbol, la trama transcurre en torno a una campaña de Central Español, en condiciones similares a las de ese Bella Vista.

Pero la nueva obra de Baldi no solo se basa en sus experiencias deportivas, sino también las personales. El protagonista del libro es José Saldivia, un entrenador considerado como un "paria" dentro del fútbol uruguayo por oponerse a los mandatos de dirigentes y representantes, que al comienzo de la historia está separado, sin trabajo y abandonado al alcohol y el tabaco, pero que al comenzar a trabajar en un Central al borde de la desaparición conforma un equipo de jugadores marginales al sistema que se gana el corazón del público y el respeto del ambiente.

¿Hay alguna similitud entre vos y Saldivia?

Cuando empecé a escribir yo me acababa de separar, y tenía también, como ese técnico, una visión pesimista del mundo y del fútbol local. Creo que los cuadros chicos acá están abandonados y aislados, esperando un manotazo salvador. En ese sentido, el del aislamiento, creo que Saldivia y su equipo, Central Español, tienen un inicio similar.

¿Por qué Central Español?

Por mi barrio. La única propiedad que compré en mi vida está en Charrúa y Simón Bolivar, y camino mucho por el barrio. Central es el equipo más cercano, y tengo ese vínculo de ahí.

El libro tiene bastantes críticas al fútbol uruguayo, ¿cuáles te parecen los principales aspectos a corregir?

Creo que a veces se dejan de lado algunos valores, como la cuestión de la familia, de la educación y la integración, que al momento de formar un grupo sirven. Después hay críticas a la rosca que se genera en algunos temas, que ahí ya es más directa, porque hay personajes que se llaman Julio Mares y Coco De Silverio. Ahora por suerte con cosas como lo de las ofertas por la camiseta y el escándalo de la Conmebol ves que hay cambios de a poco, pero está el tema de que si criticás a determinadas figuras sos peligroso, como le pasa a Saldivia en el libro.

¿Como entrenador (Baldi dirige las inferiores de Racing) sos similar a Saldivia?

Si, tengo alguna cosa, porque igual que él soy sincero en mis opiniones. También soy el gerente de la Fundación Celeste, un puesto para el que me eligieron porque necesitaban a alguien que diga sin problemas "esto está bien, esto está mal".

¿Es necesario hoy un Central como el del libro?

Si, por supuesto. Se necestan equipos organizados, que tengan en cuenta todo lo que pasa en la casa del futbolista. Cuando yo fui a jugar a Italia el primer día me dieron un papel con todos los partidos. Y acá los miércoles te enterás que día jugas y a que hora. Los entrenamientos cambian y tu vida doméstica se altera. Es como esa cuestión de macho, de entreno cuando quiero y hago lo que quiero, y la mujer pasa a ser un accesorio del futbolista, que se tiene que adaptar a sus horarios. Si bien en mi caso mi exesposa y mi actual esposa trabajan, no debería suceder que ninguna mujer tenga problemas para trabajar. Y la casa es fundamental para el deportista.

¿Cómo ves el tema de la lectura juvenil en Uruguay hoy en día?

Está complicado. Porque hay otros entretenimientos más atractivos y dinámicos con los que competir. Yo tengo un hijo de diez años al que si no obligo a leer, no lo hace. Los adultos tenemos que impulsar. Y cuidado, porque hay mucho libro de youtuber que no es literatura.

¿Este libro ya apunta a un público mayor, pero pensas escribir directamente para adultos?

Si, de hecho, en diciembre sale otro libro que es el relato a través de los ojos de una niña (basada en mi hija de 2 años) sobre como ve a sus padres. Es como un relato tragicómico sobre la paternidad, esa combinación de felicidad y estrés.

Libros formativos


Baldi integra el proyecto Por una biblioteca más, que busca llevar libros a las residencias de juveniles uruguayos para fomentar la lectura en los largos tiempos libres de los futbolistas en formación. La primera, cuenta, se instaló en el complejo Uruguay Celeste, a instancias del entrenador de la selección nacional, Óscar Tabárez. Luego siguieron Nacional, Wanderers, Danubio, Defensor y otros equipos como Cerro, que lo hicieron por cuenta propia. "En Peñarol estaba todo pronto, pero Damiani, vaya uno a saber por qué, dijo que no".

Populares de la sección

Acerca del autor