"De entrada parece difícil desearnos felices Pascuas. Tantas muertes y violencia pinta de luto la alegría de vivir". Jaime Fuentes, obispo de Minas


Populares de la sección