De fuegos y controles

Luego de la tragedia en el depósito de pirotecnia en Toledo, el Ministerio de Trabajo clausuró todas las empresas importadoras por informalidades
El 25 de octubre una explosión en un depósito de fuegos artificiales en Toledo dejó como saldo la muerte de cuatro personas. Tres de ellos fueron encontrados sin vida cerca de la salida del depósito incendiado. El cuarto murió días después por las quemaduras. El intenso calor y la fuerza de la explosión torcieron el portón corredizo y no pudieron salir. "Si tuviera la puerta adecuada, como indica Bomberos y el Servicio de Material y Armamento (SMA) quizá podrían haberse salvado", dijo a El Obsevador la vocera de bomberos, Marcela Vivone.

Eran varias las disposiciones de seguridad que se incumplían en el lugar: la puerta no abría hacia afuera, el local no contaba con buena ventilación, había celulares dentro, entrada de energía eléctrica y los trabajadores no tenían la vestimenta adecuada, explicó Vivone. Todas posibles causas del incendio.

Según dijo a El Observador el jefe de inspecciones del Registro Nacional de Armas, el Teniente Coronel Daniel Olivera, en esos lugares "los riesgos son mínimos mientras se respeten las previsiones técnicas". Pero, "cuando se baja la guardia, es cuando suceden los accidentes".

A raíz de ese episodio, el Ministerio de Trabajo realizó una inspección en los depósitos de las siete empresas importadoras del país. En todas se encontraron irregularidades y fueron inhabilitadas, aseguró el inspector de Trabajo, Gerardo Rey. Solo tres de ellas corrigieron las faltas, y obtuvieron nuevamente los permisos para importación y depósito.

Las cifras de denuncias y siniestralidad no eran significativas hasta el momento del sinietro, y no indicaban que en ese sector se daría "el accidente laboral mas grave de este periodo de gobierno", dijo Rey.

"Siempre que hay una clausura es porque el riesgo es alto", explicó el inspector de Trabajo. En general, del total de las inspecciones de salud y seguridad, entre 10% y 12% tienen clausura preventiva, agregó. "Acá (por los depósitos de fuegos artificiales) fueron siete en siete", dijo Rey. "Eso te da el panorama", agregó.

Exigencias


Para poder funcionar, los importadores deben contar con un permiso del Servicio de Materiales y Armamento del Ejército. El jefe de inspecciones del Registro Nacional de Armas señaló que las exigencias difieren si se trata de un depósito o una fábrica. Aclaró sin embargo que desde la explosión de la fábrica Arcoiris en Florida en 1987, ese tipo de emprendimientos no existen más en el país. Los fuegos artificiales se traen ahora de China.

Lo que se busca es que los locales "cumplan con las medidas necesarias para que en caso de una explosión no haya efectos secundarios", indicó Olivera, ya que la pólvora negra es mucho más peligrosa –por su inestabilidad– que la pólvora de municiones.

Debido al riesgo que revisten los locales de venta, comercios y depósito de pirotecnia, sobre todo en estad fechad, Bomberos emitió el 1º de diciembre una resolución en la que especifica los requerimientos que deben tener esas empresas para protegerse contra incendios y explosiones.

Las exigencias dependen del tipo de edificación.

En el caso de los depósitos mayoristas, la normativa establece que deben estar aislados de cualquier otra edificación, que no pueden compartir el depósito con otros materiales y que "queda prohibida la existencia o tenencia de fósforos, llamas, armas, o cualquier elemento capaz de producir fuego o chispa en el lugar de almacenamiento", dice el documento. Por otra parte, la iluminación debe ser en lo posible natural, y en caso de ser eléctrica, anti explosión; las puertas deben ser metálicas, abrir en sentido de la evacuación y estar recubiertas con material antichispa. Previo a entrar, los trabajadores deben limpiarse el calzado, y está prohibido ingresar con celulares.

El único trabajo que puede realizarse allí es el de carga y descarga, y debe hacerse a puerta abierta.
Ninguno de los siete depósitos cumplía sin embargo con todas las exigencias. En algunas de ellas, dijo Rey, se encontraron puertas de emergencia con rejas y candado.

Al por menor


En el último tiempo se ha cambiado el ruido por el espectáculo, y los artículos más vendidos son las baterías de apertura de color, las fuentes y volcanes, dijo a El Observador Adrián Rodríguez, encargado de El mundo de los Fuegos.

Pese a que es a menor escala, al manipular esos productos se deben tener los mismos cuidados que en los grandes depósitos (ver medidas). Se recomienda en especial que los niños no hagan uso de los fuegos artificiales. "Después empiezan los juegos de quien aguanta más la bombita en la mano", dijo Olivera. En ese tipo de desafíos sucede que uno aguanta tres segundos, otro cuatro y el que aguanta cinco se queda sin los dedos de la mano. Por otra parte, es importante tener en cuenta que la pirotecnia sea avalada por el SMA, ya que las lesiones con material no autorizado, dijo el vocero del Ejército Yamandú Lessa, pueden ser peores que las que se dan en zonas de conflicto.

Pirotecnia no habilitada

A mediados de diciembre el Ministerio de Salud Pública (MSP) advirtió sobre productos de pirotecnia peligrosos que fueron retirados de plaza y tienen prohibida la venta, pero que igualmente pueden conseguirse en el mercado ilegal. Se trata de tres productos denominados como megabomba, meganuclear y megaexplosivo. Entre 2014 y 2015 la Sociedad Uruguaya de Pediatría atendió al menos a seis niños que sufrieron amputación de dedos por esa causa. El ministerio de Defensa asegura que no hay pirotecnia segura para los niños.

Recomendaciones


Uso. Los fuegos artificiales deben ser encendidos y usados sólo por los adultos. Se recomienda no consumir alcohol mientras se encienden. Lea las instrucciones

Encendido. Nunca trate de volver a encender fuegos artificiales que no han funcionado .

Seguridad. Tenga cerca alguna fuente de agua para extinguir; úselos en el exterior y lejos de la vegetación.

Distancia. Manténgase alejado de los fuegos artificiales una vez encendidos (particularmente alejados de niños).

Populares de la sección