Debate republicano refleja la tensión entre Trump y Cruz

Los dos candidatos dejaron atrás meses de cortesía y se olvidaron de los otros cinco aspirantes
En vísperas de las primarias del partido Republicano a las presidenciales de noviembre, el millonario Donald Trump y el senador Ted Cruz enterraron meses de cortesías y se enfrascaron en una explosiva diatriba durante el penúltimo debate por la nominación partidaria a la Casa Blanca. Las primeras votaciones se realizarán en Iowa.

Según los últimos sondeos, Trump lidera la carrera con 35% de la intención de votos frente al 18% de Cruz.

En el encuentro menos numeroso que han mantenido los conservadores hasta la fecha, que contó tan sólo con la presencia de siete aspirantes, el magnate inmobiliario y el senador por Texas se enzarzaron con dureza por el lugar de nacimiento de Cruz y por la definición de "valores neoyorquinos".

"Mucha gente sabe exactamente cuáles son los valores de Nueva York", respondió el senador Cruz al ser preguntado por los moderadores de Fox Business a qué se refería cuando utilizó este concepto contra Trump, oriundo de la Gran Manzana.

"Hay muchos hombres y mujeres trabajadores maravillosos en el estado de Nueva York, pero todo el mundo entiende que los valores en la ciudad de Nueva York son progresistas en materia social, proaborto, defensores del matrimonio gay... centrados en el dinero y los medios", clarificó Cruz.

Este aparente ataque, sin embargo, permitió al magnate vivir uno de sus momentos más dulces de la noche, al invocar como los auténticos valores neoyorquinos los que se mostraron tras los atentados terroristas del 11 de setiembre de 2001 contra las torres gemelas.

"Nueva York es un sitio genial, que tiene a gente magnífica. Cuando derribaron el World Trade Center vi algo que en ninguna otra parte del mundo podría haber ocurrido de una forma tan bonita y humana como en Nueva York", respondió Trump, arrancando de forma inmediata los aplausos del público y del propio Cruz.

El otro gran encontranazo de la noche se produjo cuando los moderadores preguntaron a Cruz sobre las palabras de Trump, quien anteriormente había puesto en duda que éste tuviese el aval de la Constitución para ser presidente por haber nacido en Canadá.

"En setiembre, mi amigo Donald dijo que sus abogados estaban revisando el asunto desde todos los ángulos y no había nada", dijo Cruz. "Ahora, desde setiembre la Constitución no ha cambiado pero los números en los sondeos sí", añadió, refiriendo su ascenso entre los electores desde fines del año pasado.

La Constitución de Estados Unidos establece que para poder ser elegido presidente, el aspirante tiene que ser un "ciudadano natural de nacimiento". Pero es una condición ambigua: excluye a los ciudadanos naturalizados, aunque no define qué es un ciudadano "natural".

Cruz, cuya madre es estadounidense y cuyo padre es cubano, declaró que no hay dudas. "El hijo de un ciudadano estadounidense nacido en el extranjero es un ciudadano natural de nacimiento", afirmó.

Incluso indicó que Trump, cuya madre nació en Escocia, se estará descalificando a sí mismo.

"Pero yo nací aquí", replicó Trump. "Gran diferencia". "Hay un gran signo de interrogación sobre tu cabeza y no le puedes hacer eso al partido", añadió el magnate que domina desde hace seis meses la contienda.

Es el fin declarado de la amabilidad de antaño entre ambos aspirantes, que dominan las preferencias de los votantes conservadores con estilos similares: una retórica incendiaria y una plataforma de rechazo a los refugiados sirios y de aprobación a la construcción de un muro fronterizo y la expulsión de los millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

Hillary es un "desastre"

A Trump y Cruz lo acompañaron en el escenario el senador de origen cubano Marco Rubio, el neurocirujano retirado Ben Carson, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, el exgobernador de Florida Jeb Bush y el gobernador de Ohio, John Kasich.

Los aspirantes no perdieron oportunidad para atacar a Clinton en el asunto de la seguridad.

"Todos en este escenario son mejor que Hillary Clinton, ella es una desastre", dijo Bush, en un raro llamado por la unidad en el campo republicano. Clinton "está descalificada para ser Comandante en Jefe de Estados Unidos", dijo Rubio.

Fuente: Agencias

Populares de la sección