Decentes vs. delincuentes

El presidente llamó a la unidad en la sociedad para combatir a "los enemigos" del fútbol

Bajaría del avión y antes que cualquier otra cosa se encargaría del tema de la violencia en el deporte. Así lo había dicho el presidente Tabaré Vázquez desde tierras españolas la semana pasada donde se mostró determinado a hacer cambios fundamentales en la materia con un lenguaje y una vehemencia que no suelen aparecer en sus presentaciones públicas.

Vázquez desembarcó en Montevideo y a las pocas horas ya estaba reunido con el Ministerio del Interior y la Secretaría de Deportes, entre otros actores que tienen algo para decir y hacer en el tema.

Ayer llegó a Juan José Castro, donde celebró su último Consejo de Ministros abierto, y antes de empezar atendió a la prensa. Una pregunta. Dos preguntas. Y el tema apareció. "Hoy de noche (por ayer) o mañana (por hoy) vamos a dar a conocer un conjunto de medidas que tomaremos pero en el contexto de asumir que la responsabilidad para trabajar en este tema de violencia en la sociedad y particularmente en el deporte es un tema de todos", dijo el presidente. Y en la noche de ayer cumplió con el anuncio. En conferencia de prensa advirtió que sería duro en el combate a la delincuencia vinculada al fútbol y que había firmado un decreto en ese sentido. "Seremos inflexibles en este camino, y además, remitiremos prontamente al Parlamento un proyecto de ley tendiente a impedir que las personas que tengan antecedentes penales vinculados a conductas de violencia en el deporte ingresen a los espectáculos deportivos, debiendo durante un lapso antes de su comienzo y uno después de su finalización permanecer en custodia de la autoridad policial", dijo.

El mandatario llamó a todos los poderes del Estado, los medios de comunicación, las instituciones y organismos privados y la sociedad civil a "unirse" en este tema contra quienes calificó como "los enemigos".

"Los enemigos que tenemos todos es la manga de delincuentes que usan al deporte para lograr sus objetivos a cualquier precio. Y muchos de esos objetivos están vinculados a aspectos comerciales en la venta de droga o extorsión de jugadores o dirigentes", había dicho Vázquez en la mañana.

El presidente indicó que la gran mayoría de la sociedad quiere un "deporte sano" y "vivir en paz", razón por la cual debe sumar esfuerzos. "Nos tenemos que unir para luchar contra ese grupo de delincuentes, que no son muchos, y que serán y ya están siendo identificados para erradicarlos de los campos de juego", agregó.

Durante su discurso Vázquez insistió en el compromiso social para buscar solución al problema. "El gobierno con modestia y total humildad llama a la sociedad en su conjunto y a todos los integrantes de la misma a que trabajemos para superar esta instancia. Estoy seguro de que si así lo hacemos vamos a marchar por un camino muchísimo mejor y no tenemos que hacer reuniones o determinar decretos o leyes para contemplar situaciones que nadie de los decentes queremos que se susciten en nuestros escenarios deportivos", dijo.


Populares de la sección