Defensa de la propiedad intelectual de las semillas y buenas prácticas agrícolas

La Confederación de Asociaciones Americanas para una Agricultura Sustentable trazó diversos objetivos
La importancia de la defensa de la propiedad intelectual de las semillas y el valor de las buenas prácticas agrícolas son temas de alta significación para quienes promueven internacionalmente la siembra directa, afirmó a El Observador Agropecuario Miguel Carballal, directivo de la Asociación Uruguaya pro Siembra Directa (Ausid) y presidente de la Confederación de Asociaciones Americanas para una Agricultura Sustentable (Caapas).

En abril, Mercedes fue sede de la reunión anual de Caapas, una institución sin fines de lucro integrada por asociaciones y federaciones de siembra directa de varios países de América, entre ellos Argentina (Aapresid), Brasil (Fbpdnp), Paraguay (Fepasidias) y México (ACM), además de Ausid.

Argentina fue representada por Pedro Vigneau y Pilu Giraudo; Brasil por Alfonso Sleutjes; Paraguay por Luis Cubillas y María Luisa Ramírez; y Uruguay por Luciano Dabalá, Mauricio Sevrini y Carballal.

Después que cada delegado se refirió a qué sucede en cada país y qué ideas hay en cada uno de los temas de interés, se consideraron diversas temáticas, entre ellas una de particular relevancia: el reconocimiento por parte de los productores usuarios de la propiedad intelectual de las semillas.

Carballal dijo que "es un tema que acá, en Uruguay, lo manejamos muy bien, por suerte, acá está muy solucionado, pero en Argentina hay mucho desorden en ese aspecto y Paraguay y Brasil tienen algunos problemas".

En la reunión de Mercedes la Caapas estrenó su personería jurídica, tramitada en Uruguay.

Por lo tanto, "es un tema que nos interesa que se pueda poner a punto en todos los países", dijo.

Desde Ausid se indicó que "afortunadamente Uruguay lidera en esto, reconociendo a las empresas que hacen su trabajo con el objetivo de introducir variedades de genética superior realizando en forma constante importantes inversiones en investigación y desarrollo". Esas empresas "centran su foco en la obtención de variedades de mayor rendimiento y estabilidad de producción, incorporándole tecnologías de resistencia a enfermedades, a insectos o herbicidas y cualidades agronómicas deseables que permiten al productor lograr mayor rentabilidad y sustentabilidad en su producción". Por lo tanto, "el recupero de la inversión realizada en investigación y desarrollo genético se cobra sólo por la semilla de uso propio reservada y sembrada por el productor", se concluyó.

En la reunión de Mercedes se acordó insistir en la promoción y defensa de las buenas prácticas agrícolas, de modo de avanzar en lograr una producción sustentable y rentable, de la mano del correspondiente y adecuado cuidado del suelo y del medio ambiente.

Para ello existen manejos que fueron señalados desde Ausid: rotación de cultivos; mejor cobertura de los suelos; manejo integrado de plagas, malezas y enfermedades; manejo eficiente y responsable de agroquímicos; buen balance de nutrientes del suelo; menor emisión de carbono; mejor actividad biológica; y todo lo que ayude a una mayor estabilidad de producción y rendimientos.

Otro tema considerado en la reunión anual fue el 7° Congreso Mundial de Agricultura de Conservación (WCCA, en inglés). Se realizará en agosto de 2017, en Rosario, Argentina. Caapas decidió, considerando la relevancia del congreso, encarar una activa participación en su organización. En dicha cumbre participarán los principales expertos de todo el mundo en la temática de la conservación de los suelos.

Carballal comentó que "hay muchos desafíos, convenios con financiaciones del Banco Interamericano de Desarrollo, del Banco Mundial y de fundaciones como Waren Busset que está interesada en difundir la siembra directa y estuvo en contacto para hacer aportes y que lo que se logró acá se logre sobre todo en África".

En Mercedes se acordó que la próxima actividad oficial de Caapas será la presencia de delegados en Paraguay, en julio, cuando habrá trabajos de campo y charlas para conmemorar los 30 años de la introducción de la tecnología de la siembra directiva en ese país.

Uruguay, un país de referencia


Uruguay ha logrado ser un país de referencia en el contexto internacional por cuánto y cómo ha progresado la tecnología de la siembra directa, afirmó a El Observador Agropecuario Miguel Carballal, ex presidente de la Asociación Uruguaya por Siembra Directa (Ausid) y presidente de la Confederación de Asociaciones Americanas para una Agricultura Sustentable (Caapas).

Destacó además que, pese a algunas dificultades que hubo que ir sorteando, en Uruguay se está procediendo de muy buena manera en cuanto a cuidar el recurso suelo para beneficio de las futuras generaciones.

"Uruguay, junto con Argentina, es un país de referencia para la región porque se está haciendo una siembra directa muy buena", añadió.

Dijo que eso se ha ido logrando aunque no siembre fue sencillo, porque "acá el problema que hubo fue la aparición en su momento de precios de la soja a US$ 500 y US$ 600, que hacían un poco desviar el objetivo, era soja y punto. Ahora que la soja volvió a niveles de precios más normales entra a jugar mejor todo lo que es rotación de cultivos, coberturas, puentes verdes y entró a cobrar relevancia la rotación con la ganadería".

Carballal destacó que para que esta tecnología y sus múltiples beneficios se promuevan cada vez más ha sido clave la acción local de Ausid y, en lo internacional, la actividad de Caapas.

Crecimiento


La Confederación de Asociaciones Americanas para una Agricultura Sustentable se fundó hace 25 años. Funcionó como grupo de asociaciones con directivos que se fueron reuniendo cada año en distintos países. En 2014 –en Brasil– el uruguayo Miguel Carballal asumió la presidencia y el primer gran objetivo fue tramitar la personería jurídica. En 2015 se trabajó fuerte en eso y se logró la obtención de parte del Ministerio de Educación y Cultura, por lo cual la sede quedó constituida en Uruguay. Este año entonces la reunión de abril, en Mercedes, fue la primera con la personería jurídica instituida, un avance muy relevante.

Acerca del autor