Déficit fiscal aumentó en febrero y se aleja del objetivo del gobierno

Según el ministro de Economía, Danilo Astori, la mejora de las cuentas públicas es un desafío "prioritario"
La mejora del escenario fiscal en el primer mes del año se interrumpió en febrero. Esto aleja el resultado fiscal del objetivo del gobierno de alcanzar el 2,5% del PIB al cierre del período de gestión, un desafío considerado "prioritario" por el equipo económico.
Según los datos divulgados ayer por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el déficit fiscal se ubicó en el equivalente a 3,8% del PIB en los 12 meses finalizados en febrero. Se trata de un incremento de una décima respecto al dato del año móvil finalizado en enero, aunque todavía se encuentra dos décimas por debajo del cierre de 2016.

"Uruguay tiene que trazarse como prioridad macroeconómica importante la reducción de su déficit fiscal", dijo el ministro de Economía, Danilo Astori, el miércoles en la conferencia que brindó organizada por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM).

Sin embargo, sostuvo que el resultado actual del sector público es "manejable" y se encuentra "absolutamente bajo control". Según el jerarca, "es un déficit que se puede reducir sin alterar las condiciones fundamentales de la economía uruguaya".

El aumento del déficit fiscal durante el último mes se explicó por una caída de los ingresos públicos y un aumento en el pago de intereses de deuda. Según el comunicado emitido por el MEF, los ingresos del sector público no financiero se contrajeron en el equivalente a 0,1% del PIB por un deterioro en el resultado primario de las empresas públicas. Los intereses de deuda aumentaron, por su parte, en igual magnitud.

Este deterioro se vio compensado parcialmente por una leve reducción del gasto público, en particular por el menor volumen de inversión que tuvo lugar por la "desacumulación de stocks de petróleo y derivados de la empresa ANCAP".

La mediana de los analistas que participaron en marzo de la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador –los resultados completos del sondeo serán publicados el lunes– prevén que este año cierre con un déficit fiscal de 3,5% del PIB para volver a moderarse a 3,2% en 2018.

Esfuerzos y desafíos

Astori reconoció que "el país comenzó a hacer un esfuerzo importante desde el 1º de enero de este año", haciendo referencia aunque sin mencionarlo explícitamente– a la suba de impuestos a las personas físicas. Si bien el gobierno niega que forme parte del plan de reducción del déficit, los analistas agregan a la lista de medidas un incremento en las tarifas públicos por encima de los costos de los entes.

Si bien el responsable del equipo económico rechaza que se hable de "despilfarro" cuando se analiza la trayectoria del gasto público en los últimos años, reconoció que comparte la visión "con todos aquellos que ponen el acento en la necesidad de controlar, de contener el gasto público". En ese sentido explicó que en el caso del gasto social –que a su juicio, explica buena parte del incremento de las erogaciones del estado– "fue un gasto cuya calidad está en discusión, sin duda".


Se aceleró la suba del salario real

El poder de compra de los trabajadores aceleró en febrero su ritmo de aumento luego de una moderación en el comienzo del año. En los últimos 12 meses, el salario real aumentó 2,4%, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Eso implicó un mayor dinamismo respecto al dato de enero, cuando acumulaba un incremento de 1,5% en el último año móvil. El mayor aumento tuvo lugar en el sector privado (2,9%), respecto al sector público (1,4%).

Populares de la sección