Deja su cargo Guarteche, el mormón que lideró a los policías por seis años

Será reemplazado en su cargo de director de Policía por Mario Layera
Luego de seis años como director nacional de Policía, el inspector principal retirado Julio Guarteche cumplió ayer lunes su último día en ese cargo. La razón del alejamiento del oficial en cuya experiencia y conocimientos el gobierno puso el destino de la gestión policial es que padece un tumor gástrico por el que esta semana se someterá a una operación en Estados Unidos.

Según pudo saber El Observador, el Ministerio del Interior prevé nombrar en lugar de Guarteche al actual jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera, quien, a su vez, será reemplazado por el jefe de Policía de Canelones, Ricardo Pérez.

Especializado en crimen organizado, una de las prioridades de Guarteche ha sido formar y capacitar a los nuevos oficiales en esa rama. De hecho, antes de desempeñarse en el principal cargo de la Policía, encabezó durante varios años la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas, dependencia especializada y habitualmente llamada Brigada Antidrogas.

Citas a filósofos

Practicante de la religión mormona, Guarteche habitualmente cita libros de filosofía o parafrasea a escritores en sus ponencias.

En marzo de 2010, al finalizar su primer discurso ante jerarcas policiales como nuevo director nacional de Policía, Guarteche mencionó una frase del filósofo y escritor estadounidense Ralph Waldo Emerson: "Nada de grandeza se logra sin entusiasmo".

Durante el gobierno de José Mujica (2010-2015), Guarteche se transformó en un hombre de consulta y referencia constante en materia de seguridad y de combate al delito del ministro del Interior, Eduardo Bonomi. En la actual administración que encabeza el presidente Tabaré Vázquez, ambos fueron ratificados en sus cargos, como ocurrió con casi la totalidad de los jerarcas policiales del país.

Guarteche, en coordinación con Layera, impulsó la reforma de la Jefatura de Policía de Montevideo, donde se implantó un nuevo esquema de funcionamiento en busca de dar una mejor respuesta. El jerarca también puso gran énfasis en la necesidad de mejorar la gestión de la Policía y también en combatir la corrupción policial.

Bonomi ha destacado el perfil y la labor de Guarteche, a quien definió en algún momento como "un policía con cabeza distinta".

El 2 de diciembre del año pasado, el director de la Unidad de Comunicación del Ministerio del Interior, Fernando Gil, destacó en su blog la figura de Guarteche por ser un oficial "irreprochable e incorruptible" y que, por lo tanto, es "un espejo en el que se refleja la nueva Policía".

Efectividad contra la rapiña

En enero de 2015, al ser entrevistado por el portal web del Ministerio del Interior, Guarteche habló de los objetivos que debe plantearse la Policía para los próximos años: "La formación y capacitación permanente; el acercamiento continuo con la realidad, y después, recuperar la tranquilidad de la gente tratando de neutralizar todos aquellos delitos que están preocupando a la ciudadanía hoy, teniendo una mayor efectividad contra la rapiña, contra el hurto y contra los homicidios que no son aclarados porque especialmente están relacionados a ajustes de cuentas".

El oficial destacó que la estrategia desplegada en 2010 implicaba una iniciativa de "largo plazo" que, se sabía, no iba a arrojar todos los resultados buscados en un solo período de gobierno.

En ese mismo sentido, Guarteche planteó la problemática que genera el narcotráfico como uno de sus principales objetivos: "La idea es tener una política mucho más fuerte de centralización del combate de drogas cada vez más en la Dirección Nacional de Tráfico Ilícito de Drogas, no solamente de las grandes operaciones como lo hace habitualmente, sino también en el microtráfico, de manera que podamos tener más información y más especialización en el combate a ese delito".

Populares de la sección