"Del caballo Criollo uruguayo me apasiona su notable capacidad de recuperación"

El presidente de la Asociación Brasileña de Criadores de Caballos Criollos elogió a sus colegas uruguayos
Dado el peso del Criollo en Brasil, no ha de ser algo sencillo presidir la Abccc.
Hay 85 años de historia en nuestra raza, eso significa mucho, es una gran responsabilidad, un honor también. Se ha construido mucho y hay que seguir esa secuencia y mejorar cosas que hay que mejorar. Estamos muy enfocados en seguir la expansión de la raza en Brasil, en llevar más el caballo Criollo a las regiones del centroeste, oeste, norte y nordeste del país. También queremos crear nuevas pruebas y avanzar en programas de desarrollo genético en sociedad con universidades. Además, por la presidencia pasaron muchas personas que hicieron muy buenos aportes, dieron lo mejor y ahora nos llegó el momento de contribuir, con mi familia, de ayudar al desarrollo de una raza tan importante en Brasil y en toda la región.

¿Se puede afirmar que la raza evoluciona?
Hemos tenido una grata sorpresa, porque hemos tenido un año con graves problemas sociales, políticos, éticos, de credibilidad, pero aún así nuestra raza ha tenido un desenvolvimiento muy positivo en esas zonas en las que queremos crecer. Hubo un crecimiento de 20% en las inscripciones, en la participación de animales en las distintas actividades que se realizan con el caballo Criollo. La raza crece y sorprende lo que crece.

En el sur de Brasil es una raza emblemática.
Sí, es muy fuerte, sin dudas en Río Grande del Sur el Criollo está cada vez más presente. Este año 2017, por lo que tenemos previsto, vamos a terminar con 1.000 eventos de la raza en todo el país, eso nos da que en todo Brasil cada día hay tres actividades en las que están desenvolviéndose los caballos Criollos y la gente que trabaja con ellos. Y en ese sentido desde Río Grande del Sur hay un fuerte empuje.

¿Qué datos puede dar sobre inscripciones, población y precios en los remates?
Alrededor de 25 mil por año son las inscripciones en los registros, a nivel de todo Brasil, y en total la población la tenemos estimada en 77 mil caballos Criollos solamente en Río Grande del Sur. Hay ejemplares que se llegaron a pagar US$ 500 mil en el año 2016.

¿Cómo ve al Criollo uruguayo?
Uruguay tiene una crianza muy sólida. El Criollo es una raza genuinamente gaucha, por eso hay un vínculo tan estrecho entre Brasil y Uruguay, entre Río Grande del Sur y Uruguay especialmente, somos muy parecidos. La raza Criollos fue criada en las estancias para contribuir al desarrollo de la producción pecuaria, lo sigue haciendo y muy bien, pero además ha crecido mucho el uso del caballo para el placer, para el deporte, para diferentes competiciones. Del caballo Criollo uruguayo, que en realidad sirve para todo, me apasiona su notable capacidad de recuperación. Acá he visto una crianza muy seria, caballos muy rústicos, muy fuertes, muy resistentes, con un poder de recuperación y una rusticidad impresionante.

Eso se suele poner de manifiesto en cada marcha.
Sí, es una de las pruebas de selección que tenemos para el Criollo, nosotros en Brasil tenemos mucho que aprender de Uruguay, de sus criadores, de sus caballos, acá son expertos en marcha y aprendemos siempre de eso. También tenemos la certeza de que Uruguay, en cambio, viene evolucionando y aprendiendo mucho de la prueba que nosotros tenemos que es el Freno de Oro. Hoy hay caballos y jinetes uruguayos capaces de competir de igual a igual con los mejores de Brasil en Esteio.

¿Considera valioso que en cada país se mantengan características diferenciales en la raza?
Sí. El Criollo hoy en Argentina, Brasil y Uruguay, no hay dudas, es bonito, de belleza zootécnica muy importante, que lo distingue. En el pasado teníamos un caballo más cuadrado, más tosco, pero se fue desarrollando, mejorando. La crianza de cada país tiene sí su identidad, eso es bueno. En Uruguay como dije el Criollo es un caballo muy de trabajo, muy resistente, de mucha rusticidad y eso no lo debe perder, ese poder de recuperación que tiene es muy interesante.

¿En Brasil se sigue usando al Criollo para labores camperas?
Sí, cada vez más. Se ha experimentado mucho en el deporte, en el placer, el Criollo es muy bueno para eso. Pero es un animal de trabajo y eso se sigue viendo en los establecimientos, especialmente en el sur de Brasil. Más hacia el norte, donde la mula se usa mucho, en grandes estancias, estamos mostrando nuestros productos y vemos que los productores van conociendo al Criollo y todo lo bueno que tiene para aportar.

¿Exportan genética de Criollos?
Se exporta hacia Argentina, hacia Uruguay, sobre todo, pero también ha entrado en Estados Unidos, en Francia y en Italia.

¿Por qué su amor al Criollo?
El Criollo es todo para mí, he vivido por el caballo, he sido jinete en el Freno de Oro por ejemplo y eso es muy valioso. He sido jurado en muchas exposiciones en todos los países de la región donde he logrado muchos amigos. Muchas veces en Uruguay tuve que jurar, fui muchas veces jurado en la final del Freno de Oro y ahora me toca ser el presidente de la Abccc. Siempre estuve junto al caballo y así seguiré por siempre.

La ficha

  • Datos: Nació el 22 de noviembre de 1965 en Bagé, Rio Grande del Sur, Brasil, donde reside
  • Familia: Es casado, tiene tres hijas y un nieto
  • Capacitación: Especializado en administración rural
  • Actividades: Productor pecuario y agrícola, con campo en Bagé; titular de la cabaña Quilero; presidió el Núcleo de Criadores de Caballos Criollos de Bagé y la Asociación Rural de Bagé
  • Pasatiempo y fútbol: Todas las actividades con el caballo Criollo y es hincha de Gremio de Porto Alegre


Populares de la sección

Acerca del autor