Del exceso de lluvias a la falta de precipitaciones

Se va El Niño y se prevé la posible la llegada de La Niña en el último trimestre de 2016

Luego del exceso de lluvias registradas durante el mes de abril, se prevé para el último trimestre de este año la llegada de La Niña, lo que significará falta de precipitaciones.

Se está observando una desaparición rápida de la fase de El Niño, fenómeno que provocó el exceso de lluvias acumuladas del mes de abril, en tanto que se prevé para los próximos meses condiciones climáticas más normales, tanto en precipitaciones, como en temperaturas, informó a El Observador el asesor del Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet), Mario Bidegain.

Por lo tanto, se espera un invierno normal desde el punto de vista térmico y de precipitaciones, dijo el experto, quien se desempeña como coordinador del Grupo de Perspectivas Climáticas.

Las lluvias abundantes se desplazarán hacia el norte del país, en especial Artigas y Rivera

La excepción en mayo se dará en los departamentos del norte del país (Artigas y Rivera básicamente) porque las lluvias abundantes se van a ir desplazando hacia la cuenca media del río Uruguay.

Para el segundo semestre de este año se prevé la llegada de la fase fría o de La Niña, como se le conoce comúnmente, lo que podría ocasionar perjuicios durante octubre, noviembre y diciembre próximos con la falta de lluvias. Si esto se confirma, el país entraría en un período más seco de lo normal, dijo el meteorólogo.

En el segundo semestre del año llega La Niña, con su déficit de lluvias y un período más seco


Se estaría pasando de un primer semestre lluvioso a un segundo semestre donde en el último trimestre será más seco de lo normal, sostuvo Bidegain.

Al referirse al exceso de lluvias registradas en las últimas semanas, citó el caso de la población Baltasar Brum, en el departamento de Artigas, que durante abril registró un acumulado de casi 900 milímetros, cifra que se acerca al acumulado que normalmente registra durante un año. Es decir que en esas localidades de Artigas llovió entre seis y siete veces más de lo normal para el mes de abril.