Del primero al último: diputados opositores obligados a trabajar

Legisladores de oposición deberán estar todos en sala si quieren hacer valer la nueva mayoría
Cuando el 4 de abril el diputado del Partido Nacional, Jaime Trobo, quiso tratar en sala como cuestión política la situación en Venezuela, solo 34 diputados levantaron su mano para acompañar la moción.
Los otros 49 que estaban en sala –representantes del Frente Amplio (FA)– no votaron la iniciativa por lo que no fue aprobada y el asunto pasó de largo en el Parlamento. Los 16 diputados que faltaban eran de la oposición y en caso de haber estado en sala, el asunto hubiera sido tratado.

"Así como el Frente Amplio no asumió que perdió la mayoría, nosotros no asumimos que la podemos tener", dijo a El Observador el diputado blanco, Jorge Gandini reflexionando sobre el tema.

Tanto Gonzalo Mujica, diputado independiente escindido del Frente Amplio, como Eduardo Rubio de Unidad Popular votaron la propuesta de Trobo. "Reaccionamos todavía sobre la base de que vamos a perder, de que da lo mismo", lamentó Gandini recordando que fue el Frente Amplio quien perdió la mayoría en diputado cuando se les fue Mujica.

Por eso, el diputado blanco puso el tema arriba de la mesa en la bancada de Alianza Nacional el martes 18 y acordaron plantearlo al resto de las bancadas opositoras que se reunirán en los primeros días de mayo. En el otro sector del partido el tema también fue comentado.

"La presencia es determinante para lograr mayorías. Lo que hay que hacer es cumplir las obligaciones", dijo a El Observador el diputado blanco, Jaime Trobo (Todos).

Durante 13 años, en los que el Frente Amplio tuvo la mayoría en ambas cámaras del Parlamento, la oposición no se preocupaba por estar en sala. Algunos legisladores salían durante las discusiones parlamentarias para hacer algún trámite o los del interior se iban antes de terminar las sesiones para llegar temprano a su lugar de origen. Incluso, en varias oportunidades fue el Frente Amplio el que mantuvo el quórum en Diputados durante interpelaciones a distintos ministros.

"El FA tiene otra disciplina y otra conducta en sala.

Ellos normalmente están, eso hay que reconocérselo, ellos funcionan con un sentido de disciplina colectiva que los partidos de oposición no tenemos", lamentó el diputado colorado, Ope Pasquet. La bancada de su partido ha comentado el tema pero todavía no ha avanzado en el asunto"dijo.

El diputado fue pesimista en cuanto al futuro ya que se trata de un "tema difícil" porque no existe un sistema que permita sancionar a los que faltan al trabajo parlamentario. "Confiás en que en algún momento todo el mundo se dé cuenta de que es indispensable estar y no entrar un ratito y salir", dijo.
Para Trobo pasa por un tema de organización interna de las bancadas.

"Debe haber un comportamiento reglado, más orgánico, más ordenado", apuntó. Desde ambos partidos reconocieron que hay veces que algunos diputados se pierden votaciones por estar en la cantina.

Hasta ahora, la mayoría en la Cámara de Diputados le ha permitido a la oposición aprobar una Comisión Investigadora sobre el proyecto de la regasificadora y otra sobre la financiación de las campañas electorales. Además, en febrero durante la interpelación al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, el oficialismo no tuvo los votos para respaldarlo. Mujica votó por primera vez con la oposición a mediados de noviembre cuando acompañó la investigadora de la regasificadora.

"Cada vez que hay un tema central, donde se puede obtener la mayoría, una comisión investigadora por ejemplo, se trabaja previamente pero cuando es un tema que no se trabaja con anterioridad nunca está toda la oposición", señaló Gandini.

Para el diputado la oposición tiene que empezar a pensar con "cabeza de gobierno".
El diputado colorado Walter Verri consideró que los acuerdos solo se van a articular para temas puntuales. "No lo veo como algo de la rutina de todos los días", dijo aunque reconoció que ahora la oposición tiene otra responsabilidad.

Gandini entiende que el Partido Nacional, como el principal partido opositor –tiene 33 de los 50 diputados de oposición-, es el que tiene que asumir la mayor responsabilidad.

Tanto blancos como colorados señalan que la próxima Rendición de Cuentas será una buena oportunidad para tantear hasta que punto es posible que todos los diputados de la oposición estén en sala cuando tienen que estar.

Populares de la sección