Demanda laboral siguió en baja, pero a un ritmo más moderado

Búsqueda de trabajadores por parte de empresas se redujo 31% en febrero
La demanda de trabajó cayó 30,8% en febrero en comparación al mismo mes de 2015, lo que significa que entre ambos períodos se dejaron de pedir alrededor de 700 puestos de trabajo por parte de las empresas a través de avisos clasificados y portales especializados de empleo, según el relevamiento mensual que realiza la consultora Advice.

Si se compara lo ocurrido en febrero con el mes previo, la demanda de trabajo se contrajo 13,5%. No obstante, el informe aclara que en enero la solicitud de empleos fue particularmente alta, con el mayor registro de los últimos seis meses.

Según Advice, en el segundo mes del año la demanda se posicionó exactamente en los niveles promedio del segundo semestre de 2015, lo que reafirma el buen comienzo de año. "Comprobamos por segunda vez una desaceleración en el ritmo de la caída de la demanda de trabajo, dando continuidad al proceso de estabilización que señalamos en el monitor al finalizar el pasado año 2015", dice la consultora.

Sin embargo, se entiende que los desafíos que se vislumbran en el contexto político y económico no permiten augurar una mayor recuperación del mercado de trabajo.
"Que se mantenga la estabilidad observada en los meses más recientes es la mejor proyección que podemos realizar para un 2016 que comienza con importantes desafíos en el horizonte", sostuvo Advice.

De acuerdo a los datos difundidos la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de desocupación alcanzó a 7,7% de la población económicamente activa en enero, tres décimas por encima del registro de diciembre y 1,1 puntos más alta que en el primer mes de 2015. En tanto, la tasa de actividad permaneció prácticamente estable y la tasa de empleo cayó siete décimas porcentuales, a 58,8%.

Una luz

Varios expertos consultados por El Observador coinciden en que la economía seguirá eliminando empleos este año, pero al final del túnel aparece una luz para el mercado laboral, dada por una mayor estabilidad –e incluso una leve mejoría– en la demanda de puestos de trabajo, que podría procesarse en los próximos meses.

Ese es un escenario compatible con una economía todavía en crecimiento, donde los sectores más intensivos en mano de obra seguirán mostrando señales de deterioro, y las oportunidades laborales serán mayores en áreas que exigen alta capacitación y con menor impacto en los grandes números de empleo.

El director de Advice, Federico Muttoni, había dicho semanas atrás a El Observador que aunque varias organizaciones ya procesaron el ajuste en el segundo semestre del año pasado, es probable ver un aumento moderado del desempleo en 2016.

El experto recordó que la construcción está "estancada" y que el agro enfrenta desafíos en varios rubros como la lechería y los granos, asociados a la caída de precios, cierre de plantas, menores áreas sembradas y caída de la demanda, entre otras. El panorama no difiere demasiado en el comercio –con consumidores más cautelosos– y en la industria manufacturera, que también tiene dificultades. No obstante, subrayó que los servicios globales de exportación y el turismo podrían seguir creciendo.

Comienzo de clases

El comienzo de clases tuvo una influencia positiva en la demanda de trabajo. La apertura de puestos de trabajo para el área de educación creció 62,8% en febrero frente a enero, consecuencia directa del comienzo de cursos en escuelas, colegios y liceos, así como en varias de las facultades e instituciones de educación terciaria del país, según Advice. En tanto, la categoría de hotelería, gastronomía y turismo fue la segunda área de actividad que demandó más empleo y acumuló 12,3% de la demanda total del período, destacándose en segundo lugar después del área Comercial (14,9%).

Populares de la sección