Demasiado real para ser verdad

El misterioso caso de la joven Natalee Ann Holloway y la serie de libros que inspiró
Por Eduardo Espina

Supongo que por ser "comprador frecuente" en Amazon.com es que la empresa me envía de manera regular una lista de libros y películas sobre determinado tema, que son vendidos a precios irrisorios. Es algo así como los descuentos fuera de serie que ofrecen las tiendas cuando están a punto de cerrar sus puertas y quieren deshacerse de la mercadería. Pero Amazon.com no está a punto de cerrar, sino que, todo lo contrario, continúa creciendo, habiendo basado gran parte de su éxito comercial en los permanentes descuentos que regularmente ofrece la babélica librería cuyos estantes están en internet. Las rebajas en esta oportunidad incluían libros y películas (documentales y ficción) basados en el caso de Natalee Ann Holloway. Supongo que los descuentos están relacionada con la aparición, a fines de febrero, de un nuevo libro sobre un hecho policial que a esta altura pinta para ser infinito: Forever Missing: The Disappearance of Natalee Holloway (2017), de Nathan Nixon.
Hasta ahora no he podido saber con claridad cómo funciona el algoritmo que utiliza Amazon.com para detectar y clasificar los gustos de sus clientes, pero estoy seguro que su archivo tiene registrada una cantidad de información sobre mis preferencias literarias, entre las cuales figura un interés indeclinable respecto a libros relativos a casos policiales sin resolver, siendo el de Natalee Ann Holloway uno de los más fascinantes, por la simple razón de que a esta altura todo indica que, salvo un milagro, una y otra vez volverá a fojas cero. De ahí que la lista de libros y películas continúa aumentando de manera exponencial, aunque el caso ya no integre el menú noticioso de actualidad de los medios informativos. Entro en Amazon.com y compruebo que el "catálogo Natalee Ann Holloway" es un género literario y cinematográfico por sí solo y por una suma más bien módica puede ser adquirido en su totalidad.

Entre los libros escritos sobre el caso figuran, en orden de popularidad: The True Story of the Aruba Kidnapping and Its Aftermath. Loving Natalee: A Mother's Testament of Hope and Faith (2007), de Beth Holloway (la madre), que fue un éxito de ventas y llegó a estar en la lista de los más vendidos del New York Times; Aruba: The Tragic Untold Story of Natalee Holloway and Corruption in Paradise (2006), de Dave Holloway (padre de la joven desaparecida) y Larry Garrison; Portrait of a Monster: Joran van der Sloot, a Murder in Peru, and the Natalee Holloway Mystery (2012), de Lisa Pulitzer y Cole Thompson; Not in Water nor in Sand. God Answers Prayer. The Whereabouts of Natalee Holloway (2012), de Elena Ronda; Disposed (2008) de Patrick Van Der Eem and E.E. Byars; Natalee Holloway's Impact on the Tourism Demand of Aruba: An Unfortunate Incident (2010), de M. Kock; No Body No Case (2006) de R. L. Morgan y J. L. Boston; Natalee Holloway Disappearance Profile: White Tiger (2015), de Linda Crystal; The Natalee Holloway Case (2006), de Isaac Chin; Kidnapped. A Parent's Worst Nightmare (2014), de David Pietras; Thoughts and Commentary: about War Religion Natalee Holloway's Investigation The Myth of Addiction and Other Sundry Topics (2011), de Dale L. Netherton.

El 30 de mayo de 2005 Natalee Ann Holloway, nacida en 1986, desapareció sin dejar rastro mientras disfrutaba sus vacaciones post-final de preparatorios en la paradisíaca isla de Aruba, donde llueve muy poco y la felicidad puede estar presente todos los días. Se manejaron diferentes hipótesis sobre su desaparición. Que la habían raptado y se la habían llevado a otra isla para hacerla trabajar como prostituta esclava. Que se había emborrachado, metido en el mar y un tiburón se la comió. O bien que había sido asesinada. La muerte, supuso la policía en ese momento, pudo haberla venido a buscar en una playa cercana al hotel donde estaba alojándose. Según dijeron testigos, Holloway había ingerido mucho alcohol en horas previas a su desaparición. La habían visto acompañada de un isleño de origen holandés, alto y fuerte, llamado Joran van der Sloot, quien tenía fama de estar siempre rodeado de turistas bellas y jóvenes. El implicado es hijo de un juez de Aruba, es decir, un hombre con influencias.

Ante las cámaras y el acoso del periodismo Joran van der Sloot se comportaba de manera extraña, llevando a dudar de su inocencia, pero la policía, por una razón o por otra, nunca alcanzó a completar el rompecabezas que permitiera presentar cargos contra el sospechoso. Pasó el tiempo, nada nuevo referido al caso sucedió, por lo que el periodismo dejó de interesarse en la historia de Holloway, la cual cayó en un vacío informativo debido a la falta de evidencias. Cinco años después, sin embargo, Joran van der Sloot reapareció, convirtiéndose en el protagonista de un caso de homicidio en Perú. Reconoció haber matado en un hotel de la capital peruana a Stephany Tatiana Flores Ramírez, de 21 años de edad, porque le había revisado el contenido de su computadora. Cuando lo interrogaron dijo saber dónde está enterrado el cadáver de Holloway, quien, según el sospechoso, habría muerto de intoxicación alcohólica. Sin embargo, por ser el más posible culpable un maestro en la fabricación de invenciones y confesiones falsas, el misterio de la desaparición nunca llegó a resolverse.

Joran Van der Sloot, quien hoy tiene 29 años de edad, cumple una condena de 28 años en la cárcel de Challapalca, en las montañas al sur de Perú, donde las condiciones de vida son difíciles debido a la altura, y donde en dos ocasiones otros prisioneros han intentado matarlo. Después de ser juzgado, sin saber que lo estaban grabando, le dijo en neerlandés a un periodista de un sitio en internet: "Siempre le mentí a la policía. Nunca dije la verdad". Natalee Ann Holloway, mientras tanto, es un enigma sin fecha de caducidad. Su desaparición, y el hecho de que el misterio no ha sido resuelto, continúan alimentando la imaginación literaria. En la bibliografía sobre el caso hay de todo, incluso un libro, De zaak Natalee Holloway, escrito por el presunto asesino.


Populares de la sección