Demora en transferencia de dinero paraliza operativa del nuevo Fondes

Pese a que solicitó los recursos sobre fines de 2015, todavía el BROU no giró los fondos
En el Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop) están esperando. El jerarca que desde marzo del año pasado se desempeña como su presidente, Gustavo Bernini, aguarda que lleguen los fondos desde el Banco República (BROU), su principal fuente de financiación. También está a la espera de que aparezca el decreto que reglamente la ley 19.337, del 2015, y que –de acuerdo a lo que ya se había planteado en el programa del Frente Amplio– quiso dar una nueva "institucionalidad" al Fondo de Desarrollo (Fondes), uno de los niños mimados del expresidente José Mujica (ver apunte). Esta ley es la responsable de haber dividido al Fondes en dos particiones: una administrada por el Inacoop y otra por la Agencia Nacional de Desarrollo Económico (ANDE).

"Estamos urgidos para que se apruebe el decreto reglamentario. Estamos reclamándole al Poder Ejecutivo, así como la volcada de fondos que por ley el BROU nos tiene que dar", dijo Bernini en diálogo con El Observador.

Desde marzo del año pasado el Fondes Inacoop otorgó solo un préstamo, a la textil de Juan Lacaze Puerto Sauce. "Porque no teníamos dinero, porque no teníamos una ley que nos habilitara, porque ahora tenemos una ley pero no tenemos plata", expresó Bernini.

Antes de fin de año, explicó, se envió una nota al Ministerio de Trabajo (MTSS). Al otro día, relató, esa cartera elevó ese pedido al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y al BROU. En el Fondes Inacoop todavía no saben cuándo recibirán ese dinero que necesitan para operar. Desde el Poder Ejecutivo informaron a El Observador que no hay planteado "ningún problema" para el traspaso de los fondos, mientras que no se pudo obtener la versión del el Banco República.

En mayo de 2015, el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, había informado que esa herramienta comenzaría a operar con US$ 36 millones (provenientes de las utilidades del BROU de 2013). La ley aprobada el año pasado ratificó lo que ya había establecido un texto anterior, de diciembre de 2010, y que estipulaba que una de las fuentes de financiamiento del Fondes – también su principal- sería hasta 30% de las utilidades netas anuales del BROU después de debitar los impuestos. El piso de este aporte es el 15% de las utilidades del banco.

La norma marcó cómo se dividirían los dineros: al Fondes Inacoop le corresponde el 50% de las contribuciones, y el otro 50% tiene como destino el Fondes ANDE, cuyo foco está en las micro, pequeñas y medianas empresas.

En el decreto anterior a esta ley –de marzo de 2015– se estipuló que el Fondes Inacoop se "quedaba" con los créditos ya otorgados, mientras que se le traspasaba a la ANDE los activos líquidos, alrededor de US$ 70 millones.

"Asumimos ya con un decreto a través del cual no se nos daba liquidez –o sea que no podíamos otorgar nuevos préstamos– y teníamos que gestionar la cartera de créditos otorgada por la junta directiva del Fondes anterior", explicó Bernini.

El exdiputado del Frente Amplio, entiende que una de las "debilidades" del período anterior fue la falta de seguimiento a los proyectos que se les brindó financiación. También hubo carencias por el lado del apoyo técnico, agregó. Una vez que la ley fue un hecho, se hizo un llamado a consultoría –que ganó CPA Ferrere– para generar un nuevo diseño organizacional, que suma al área de análisis de proyecto la de seguimiento y asesoría.

"Tenés que empujarlo, tenés que ponerle rueditas, porque no es posible que se pretenda que de lucha sindical se pase a gestión", señaló Bernini. Además, añadió, transformarse en una cooperativa "es un cambio cultural".

Bernini contó que días atrás participó en una asamblea de la empresa BAO (donde los trabajadores gestionan parte de la firma, fruto de un acuerdo con el propietario). "Compañeros, ahora cuando salgan a fumar piensen que no están haciendo cebo, cagando al patrón, están cagando al compañero que está al lado, a ustedes, a sus familias", les dijo Bernini.

No quemar la herramienta


El comportamiento de la cartera "no es bueno" en general, reconoció Bernini. El retorno del dinero es una de las "debilidades" que enfrentan hoy, sostuvo.

Se calcula –aún no cerró el balance– que entre 60% y 70% de los préstamos otorgados tiene algún grado de incumplimiento, como ya había consignado el semanario Búsqueda a principios de marzo.

"Estamos haciendo un pasaje a pérdida de un volumen importante de préstamos otorgados que no fueron pagos y que tuvimos que refinanciar capitalizando intereses", explicó Bernini.

Desde que se creó el Fondes, prestó US$ 63,6 millones. En esa cifra no se incluye el último préstamo aprobado, a la textil Puerto Sauce. De ese total, US$ 13,7 millones fue desembolsado por la actual administración, pero se trata de aprobaciones otorgadas por la anterior gestión (ver infografía).

El presidente del Inacoop señaló que muchas veces estos procesos son "dolorosos", pero el problema es "no quemar la herramienta". Además, subrayó que se trata de un préstamo y no un subsidio. Para él, si el financiamiento otorgado por el Fondes no retorna, la herramienta "pierde credibilidad. Y si los trabajadores no se dan cuenta de que el retorno de eso es un tema moral y ético, porque es guita que va a ir a otros trabajadores, estamos mal".

La carencia de financiamiento también hace que por ahora sea imposible encarar los préstamos que están en carpeta, aguardando por financiación, y que ahora ascienden a unos 20. Están en la fila un frigorífico, un polo metalúrgico y una cartonera, entre otros emprendimientos.

A muchos de estos proyectos ya se los ha contactado para explicarles que su pedido excede el tope máximo que marca la ley por emprendimiento, una novedad respecto a cómo se manejaba antes. Ahora, una empresa puede recibir hasta el 10% de los activos administrados en el año.

"Otro de los problemitas que estamos teniendo con el Fondes es que había mucho dinero, pero lo que se aplicó se concentró en pocos proyectos", sostuvo Bernini. Esto incrementa el riesgo y genera que menos cooperativas puedan acceder al préstamo.

La apuesta del Fondes Inacoop es que los emprendimientos que recibieron dinero sobrevivan, explicó Bernini. Hoy, además de estar necesitados de los fondos y del decreto reglamentario, tienen los ojos en ese objetivo.

Mujica y el Fondes

"En esto del Fondes no me llevan puesto", había dicho a La Diaria Mujica en febrero de 2015, cuando ya se sabía que su sucesor (Tabaré Vázquez) tenía en mente cambios para esta herramienta. La OPP y Trabajo negociaron y se aprobó una ley en agosto del año pasado con el objetivo de "dar apoyo a los proyectos productivos viables y sustentables, alineados con los objetivos y directrices estratégicas establecidos por el Poder Ejecutivo".

Populares de la sección

Acerca del autor