Dengue: emergencias piden calma y anticipan demoras de ocho horas

Advierten que si la demanda aumenta los servicios de emergencias móviles se verán desbordados
La Cámara de Emergencias Móviles pronostica una saturación de los servicios si aumentan sustancialmente las consultas por dengue.

En ese sentido, le pidieron al Ministerio de Salud Pública que comunique a la población que la mayoría no son casos de urgencia, que deben ser tratados en el domicilio, y que la espera puede llegar a ser seis u ocho horas.

"Se debe considerar como si fuera gripe y la gente no puede ponerse ansiosa y pedir que la vayamos a ver en plazo breve", dijo a El Observador el presidente de la comisión directiva de la Cámara, Enrique D'Andrea.

Aseguró que reciben muchos llamados por fiebre. Si la gente se pone "impaciente" porque demoran más de lo habitual, "van a haber muchos problemas", dijo.

El plan de respuesta nacional ante una epidemia del virus estipula que las personas no deben concurrir a las instituciones de salud sino consultar desde el domicilio.

Con esta medida se busca evitar la saturación de los centros. "Los que podemos vernos saturados somos nosotros", dijo D'Andrea.

Frente a la aparición de casos autóctonos de dengue, y la similitud de sus síntomas con los de una gripe común, aumentaron las consultas frente al temor de ser portadores del virus.

Fiebre, dolores musculares, articulares y malestar general son las manifestaciones principales de quienes fueron contagiados de dengue.

"Casos en los cuales se da una virosis leve, que antes no se consultaban, ahora por el temor a que podría ser dengue la gente esta mas preocupada y llama más", dijo D'Andrea.

Siempre que hay epidemia de una enfermedad -como ocurrió en 2009 con la gripe AH1N1- los servicios se refuerzan.

Sin embargo el presidente de la Cámara de Emergencias Móviles aseguró que "todavía no amerita" pero que están preparados para hacerlo.

Hasta el momento se han detectado 15 casos de dengue autóctono, pero es un virus que en el 80% de los casos se manifiesta sin síntomas por lo que la cifra es mayor.

El viernes pasado el ministro de Salud, Jorge Basso, dijo en conferencia de prensa que "el mensaje debe ser tranquilizador porque estamos frente a una afección que en su enorme mayoría de manifestaciones clínicas no son de gravedad", por lo que no se debe generar una alarma social alrededor del tema.

Los expertos aseguran que es un virus que llegó para quedarse y que el país se tendrá que acostumbrar a convivir con él.

Populares de la sección