Denuncia penal pide bloquear a Cuevana en Uruguay

La acción judicial fue presentada por la Cámara Antipiratería y es la primera contra un servicio internacional

Los servicios que permiten acceder a contenidos audiovisuales por internet (denominados streaming) cambiaron la lógica de ese negocio a nivel internacional y también en Uruguay, aunque no sea un país con una industria desarrollada en esa área.

Hoy, principalmente para las generaciones más jóvenes, no hace falta esperar a que determinada película se estrene en los cines uruguayos para verla; alcanza con tener un dispositivo (que ni siquiera tiene que ser una computadora, porque puede utilizarse un celular inteligente), una conexión a internet de velocidad aceptable y encontrar el sitio streaming que tenga el filme deseado.

Teniendo en cuenta la expansión de este fenómeno, el gobierno tomó la decisión política semanas atrás de gravar los productos de servicios streaming como Netflix y Spotify, y le encomendó a la Dirección General Impositiva (DGI) estudiar los mecanismos para poder hacerlo, dijeron a El Observador fuentes del organismo. A esto se sumó la decisión del gobierno de limitar la plataforma Uber, que conecta a pasajeros en busca de transporte con conductores que brindan este servicio, y a otra que ha generado la alarma de varios sectores de actividad en el país, Airbnb, que conecta a propietarios de inmuebles con personas que quieran arrendarlos.

Por lejos, la plataforma de acceso a contenidos audiovisuales más popular es Netflix, que en base a una suscripción de US$ 7,99 mensual permite acceder a series y películas, pero no ofrece los últimos estrenos de cine. A diferencia de otros proveedores, Netflix paga a sus creadores por los contenidos que emite y además genera sus propios contenidos. Ese servicio tiene en Uruguay más de 120 mil usuarios.

Bloquear Cuevana

Actualmente la Justicia tramita una denuncia Penal de la Cámara Antipiratería del Uruguay contra los responsables locales del sitio argentino Cuevana, al que además pide bloquear judicialmente.

La Cámara Antipiratería ya logró mediante acciones penales bloquear sitios de dominio local que ofrecían ilegalmente películas, pero el caso de Cuevana es el primero que se presenta contra un sitio extranjero, según informó a El Observador el presidente de esa entidad, el abogado Fernando Couto.

La denuncia, que es tramitada por el juez penal Gabriel Ohanian, pide indagar por una presunta violación de la ley de Propiedad Intelectual. "Se perjudica a toda la industria nacional: distribuidoras, videoclubs y los cines. Todos los nichos de mercado se ven afectados", afirmó Couto.

Citaciones

El presidente de la Cámara Antipiratería del Uruguay dijo que se decidió presentar la denuncia contra Cuevana porque es de los servicios más populares y adelantó que en función del resultado de la acción judicial se seguirá el mismo camino con otros. El juez Ohanian citó a los responsables de la sociedad anónima con la que Cuevana opera en Uruguay pero no asistieron a la audiencia. El magistrado reiteró la citación para el próximo 11 de noviembre, dijo Couto.

Cuevana se creó en Argentina en 2009 y dos años más tarde se ubicó entre los sitios de internet más visitados de ese país, con 500 mil ingresos diarios. Luego se transformó en uno de los servicios de streaming gratuito más usados de América Latina. A diferencia de otros servicios, Cuevana no almacena los contenidos que ofrece sino que deriva a los usuarios hacia otros servidores. Eso genera un complejo debate jurídico sobre su legalidad o ilegalidad, cosa que ha generado varias causas judiciales en Argentina.

Según informó el sábado el suplemento Cromo de El Observador, hace pocos días Cuevana tuvo que bajar de la web su versión Cuevana Storm, servicio que funciona en base a torrents, un mecanismo de trasferencia de información entre usuarios. Ese sistema también era usado por la aplicación Popcorn Time, desarrollada en Argentina el año pasado, que también fue dada de baja por presiones de la industria audiovisual que busca frenar las alternativas piratas.

El bloqueo es técnicamente posible

El abogado Fernando Couto, presidente de la Cámara Antipiratería del Uruguay, explicó que técnicamente es viable bloquear el servicio de Cuevana. En tal sentido, dijo que es posible prohibir el acceso a su DNS (Sistema de Nombres de Domino, por su sigla en inglés).

La ley prevé un tributo de 62,5%

El punto 3 del artículo 13 de la norma que creó el Impuesto a las Rentas de los No Residentes (IRNR), establece sobre los servicios audiovisuales: "Las rentas de fuente uruguaya de las compañías extranjeras productoras, distribuidoras o intermediarias de películas cinematográficas y de 'tapes', así como las que realizan transmisiones directas de televisión u otros medios similares, se fijan en el 62,5% de la retribución que perciban por su explotación en el país".



Populares de la sección