Denuncian a China por extracción ilegal de órganos de presos

Desde Montevideo una ONG internacional denunció que en China están matando a prisioneros "de conciencia" para quitarle los órganos

La organización no gubernamental  “Doctores Contra la Extracción Forzada de Órganos” con sede en Washington (EEUU), denunció desde Montevideo que en China se extraen órganos de prisioneros “de conciencia”, de los cuales la mayoría pertenece al Falun Gong, una disciplina espiritual que busca el mejoramiento físico y ético de las personas y que fue prohibida por el Partido Comunista Chino.

En el foro “Extracción forzada de órganos en China: la otra cara de los
trasplantes" realizado este jueves en el Hotel Holiday Inn, David kilgour, ex secretario de Estado de Canadá para Asia-Pacífico quien además en 2010 fue nominado para el Premio Nobel de la Paz, y Alejandro Centurión, neurólogo estadounidense, denunciaron el asesinato “sistemático” de prisioneros en China para quitarles los órganos.

En su presentación, Kilgour dijo que, según sus investigaciones -realizadas con  David Matas, abogado canadiense especializado en Derechos Humanos- “decenas de miles de practicantes de Falun Gong fueron asesinados para que sus órganos pudieran ser vendidos a extranjeros generando un mercado multimillonario en toda China”.  Ese trabajo les valió a Kilgour y Matas ser considerados para el premio Nobel de la Paz 2010.

El doctor Centurión señaló a El Observador que “En China hay problemas con la ética del transplante y el problema es muy grave. Desde que China empezó a hacer transplantes en la década de los 80, casi 90% de los órganos proviene de prisioneros ejecutados (unos 1.600 año año) en un país que tiene a esa práctica muy extendida. Eso viola convenios internacionales” afirmó. Y la situación tiende a empeorar porque con “la creciente demanda de órganos y viendo que con esa práctica se podía hacer dinero, la cantidad de reclusos condenados a muerte ya no era suficiente para atender al mercado. Existe mucha evidencia de que el gobierno chino está empezando a utilizar órganos de prisioneros de conciencia, principalmente de practicantes de Falun Gong, pero también de tibetanos, cristianos y musulmanes. Se trata de crímenes contra la humanidad que se cometen en campos de concentración. Se trata de personas que las están matando por sus órganos” afirmó el neurólogo a El Observador.

Los órganos más requeridos son: higados, riñones, corazón y córneas.

Desde el Foro se reclamó a la comunidad médica internacional que se pronuncie  y que se tomen medidas como por ejemplo, boicotear conferencias de China sobre el tema, rehusarse a capacitar en medicina de transplante a los doctores en China, expulsar a los médicos chinos de la Asociación Médica Mundial por no apegarse a los estándares éticos de las organizaciones y sancionar a las compañías farmacéuticas que hacen acuerdos clínicos en China vinculados a transplantes.


Populares de la sección

Comentarios