Desafíos y oportunidades en la agenda de la cumbre mundial de la carne

La actividad se cumplirá en Punta del Este entre este martes y miércoles
El 21° Congreso Mundial de la Carne, a cumplirse entre el 8 y el 9 de noviembre en Punta del Este, abordará los mayores desafíos que se presentan para el negocio de la carne, desde la producción y la sostenibilidad hasta el comercio internacional y la necesidad de destacar este alimento como un producto saludable para los consumidores.

El formato del congreso que se realizará en el Hotel Conrad y que organizan el Secretariado Internacional de la Carne (OPIC) y el Instituto Nacional de Carnes (INAC) es innovador. Deja atrás las tradicionales conferencias para dar lugar a la consideración de siete temas clave que son los disparadores en cada uno de los paneles de calificados expertos.

Estarán en la agenda las tendencias de los mercados, las políticas comerciales de los países, el bienestar y salud animal, la fidelidad del consumidor, sostenibilidad, salud y nutrición humana y gobernanza.

Tendencia de los mercados, entre otros temas relevantes del congreso mundial de la carne


Sobresale el primer día la consideración sobre las tendencias de mercado, donde la organización, al igual que durante todo el congreso, estará proponiendo temas claves para ser considerados por más de 35 disertantes.

Se planteará la necesidad de profundizar en la utilidad de las proyecciones de largo plazo, especialmente en inversiones de tecnología e infraestructura. De esta manera se procura dar respuesta a la demanda de los actores de la cadena cárnica sobre las proyecciones económicas y de producción, de forma que les permita aprovechar las oportunidades y resguardarse de las amenazas, según lo plantean sus organizadores.

Son varios los interrogantes que se plantean en este panel del congreso, entre ellos cuáles serán los efectos de la tecnología sobre los sistemas de producción. También se planteará la pregunta si es posible esperar que los sistemas de producción cambien o solo sumen recursos a la actual tecnología.

En políticas comerciales y tendencias globales sobre producción, consumo y el comercio de la carne, surgen varios desafíos a considerar como la demanda cada vez mayor por alimentos.

Seguridad alimentaria

Los organizadores del encuentro entienden que las políticas de seguridad alimentaria pueden ir desde el fomento de la producción local hasta la liberalización del comercio, ya sea global o por bloques económicos.

En este tema se tratará de visualizar los efectos del aumento de la demanda por alimentos sobre las políticas comerciales en términos de liberalización y estímulo de la producción local. También se preguntarán si el comercio ha sido el principal factor en los recientes acuerdos entre países.

También los organizadores del congreso plantearán cómo se valoran los factores ambientales y sanitarios y cuáles serán los próximos movimientos de los países y las regiones por nuevos acuerdos.

Bienestar y salud animal

En el tema de bienestar y salud animal los panelistas tratarán de dar respuesta a la preocupación creciente de los consumidores, donde los derechos de los animales no son el único foco de atención.

También existe interés por tratar los mecanismos de monitoreo de los sistemas de producción para prevenir la ocurrencia de enfermedades de impacto económico o que sean una amenaza de escala internacional para la salud humana. Existe la inquietud por conocer quiénes desarrollan los estándares de bienestar animal a nivel global y bajo qué criterios, lo que constituirá uno de los puntos disparadores en este tema.

Por otra parte la confianza de los consumidores en los sistemas de producción de carnes y productos, se ha visto afectada en los últimos años por episodios de adulteración y contaminación, plantea el congreso de la OPIC.
Entienden que el propio sector debiera establecer mecanismos que recompongan los niveles de confianza de los consumidores, señalando claramente las causas y valiéndose de todos los instrumentos que estén a su alcance.

El congreso no descuidará abordar un tema como el consumo de carne en el mundo, al que muchos científicos le reconocen un rol decisivo en la evolución de la especie y el aporte de nutrientes esenciales. Sin embargo, también hay quienes argumentan que el consumo de carne puede generar efectos nocivos sobre la salud humana.

Un encuentro con dinámica muy especial


El presidente del Instituto Nacional de la Carne (INAC), Federico Stanham, destacó a El Observador Agropecuario la expectativa que ha generado el Congreso Mundial de la Carne. En primer lugar por la cantidad de inscriptos, más de 700, así como por el temario que se abordará en siete bloques.

No dudó en calificar como un gran congreso el que ha preparado la organización, donde han trabajado activamente los funcionarios de INAC en el diseño y planteo de los temas, lo que habrá de contribuir a generar una dinámica muy especial en el público participante. Stanham consideró que los temas que se abordarán son los que acaparan la atención del mundo de la carne en esta coyuntura.

En primer lugar, la parte comercial con el aspecto arancelario; los regionalismos de los diferentes bloques; la sustentabilidad, que es un gran tema de este tiempo; la inocuidad de los alimentos y su impacto en la salud humana; también el bienestar animal. Además, la gobernanza que por primera vez se introduce en este congreso y que refiere a cómo se organizan los distintos países para gestionar el sector, como es el caso de INAC y el MGAP en Uruguay.

El CEO del Grupo Marfrig, Marcelo Secco, dijo que el hecho de que Uruguay sea sede de este congreso es muy importante en la agenda de la carne. Consideró que existe una buena expectativa "como actores del sector, fortaleciendo al INAC que es el organizador", y agregó que le permite a Uruguay mostrarse y posicionarse cada vez más. Todos los temas son importantes, pero tendencias de consumo y sustentabilidad, que son una fortaleza de Uruguay, acaparan el mayor interés.

Populares de la sección

Acerca del autor