Desalojarán a artesanos de la peatonal Sarandí que no tengan habilitación

Los comerciantes se manifestarán este viernes en reclamo a la decisión de la comuna

Este viernes de mañana los vendedores ambulantes de la peatonal Sarandí dispondrán en esa calle sus telas, pero, a diferencia de lo que hacen habitualmente, no colocarán encima ninguna de sus artesanías. Como protesta, las telas estarán vacías.

Desde este viernes 6 de enero, varios de ellos ya no podrán vender allí sus mercaderías, así como tampoco en ninguna otra peatonal de la Ciudad Vieja, luego de que venza el plazo estipulado por la administración departamental. Se trata de los vendedores que no están autorizados por la comuna y que se ubican sobre la peatonal en el entorno de la calle Ituzaingó. La intendencia fiscalizará el lugar y pedirá a quienes no tengan permiso que se retiren.

El responsable de Promoción Económica de la comuna, Ricardo Posada, dijo a El Observador que la tolerancia con la que contaban esos vendedores se terminó, ya que “las peatonales no son espacios de comercialización indiscriminada, sino que son para el uso del público”. Por eso no se otorgarán más permisos de los ya existentes.

Aclaró sin embargo que el acuerdo con los feriantes les permite vender sus mercaderías en los alrededores de otras ferias regulares de la ciudad.

A partir de esta situación y de otras similares, el diputado por el Partido Nacional Daniel Graffigna, en conjunto con concejales vecinales de siete municipios, pidió este miércoles una entrevista con el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, para plantear la situación. Según se expresa en el documento, solicitan ser recibidos para plantear la inquietud por la “afectación de las fuentes de trabajo de artesanos y vendedores ambulantes que tributan al BPS, DGI” y que cuentan con permisos de la intendencia, pero que son “hostigados permanentemente por inspectores del gobierno departamental de Montevideo”.


Populares de la sección