Desaparece el segundo lago más grande de Bolivia

Lo confirmó la Agencia Espacial Europea con imágenes satelitales. La causa es el cambio climático

Luego de meses de alerta y monitoreo, el minisatélite de la Agencia Espacial Europea (ESA) mostró desde el espacio que el lago Poopó, el segundo más extenso de Bolivia, se evaporó por completo. Se trataba de un lago salado ubicado en la cordillera del altiplano con una superficie de 3.000 kilómetros cuadrados

La desaparición se produjo por una suma de factores, como el cambio climático, la contaminación minera y el desvío de afluentes a Perú para riego, informó a fines de 2015 a AFP la Gobernación del departamento de Oruro.

Lago Poopo desaparece en Bolivia
Así se veía el lago en 2003
Así se veía el lago en 2003

El Poopó era el segundo lago más grande de Bolivia, después del Titicaca, de unos 3.790 km2, que comparte con Perú, también en los Andes.

Tres fotografías satelitales (tomadas el 27 de abril de 2014, el 20 de julio de 2015 y el 22 de enero de 2016) confirman la desaparición de ese lago; las imágenes muestran la reducción paulatina de la masa de agua, que tenía una profundidad de solo 3 metros.

Esa circunstancia, unida al entorno árido montañoso, provocaban que fuese "muy sensible a las fluctuaciones del clima".

"Aunque no es la primera vez que el lago Poopó se evapora (la última fue en 1944), existe el temor de que tarde muchos años en rellenarse, en caso de que llegara a hacerlo", subrayó la Agencia Espacial Europea.
La desaparición del lago, que ahora confirma la ESA, se hizo oficial el pasado diciembre, cuando el municipio boliviano de Oruro (oeste) aprobó una declaración de desastre natural , lo que permite acelerar el uso y la recepción de recursos económicos para paliar la catástrofe.

US$800 millones para recuperarlo

El Poopó era una parada de descanso para las aves que emigraban de norte a sur y también fuente de agua para especies altamente amenazadas como el puma andino.

El Gobierno boliviano estima que sería necesaria una inversión de 800 millones de bolivianos (unos 114 millones de dólares) para salvar el Poopó.

"Mientras tanto, los pescadores locales se han quedado sin sustento y el ecosistema del lago se muestra enormemente vulnerable",

El Lago Poopó está reconocido como humedal conservado bajo la Convención internacional Ramsar.


Fuente: En base a EFE y AFP

Populares de la sección