Desarrollan test que detecta cuestionado plaguicida en agua, suelos y alimentos

El dispositivo podrá servir para identificar el polémico herbicida glifosato, cuestionado en Europa como cancerígeno

Un grupo de estudiantes y docentes de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (UBA), inspirados en el popular test de embarazo, está desarrollando el denominado Glifotest, un dispositivo que podría servir para detectar el herbicida glifosato en muestras de agua, suelo y alimentos, entre otras, de manera rápida, efectiva y económica, sin la necesidad de utilizar equipamientos complejos y costosos que se encuentran en los laboratorios.

El tema reviste interés en la medida que se trata de una herramienta destinada a detectar un producto usado mundialmente en la agricultura para combatir las malezas, pero que últimamente ha tenido cuestionamientos en Europa como producto cancerígeno, lo cual desató una enorme polémica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo calificó en abril de 2015 como "probable cancerígeno", pero la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria determinó que “es improbable que suponga un riesgo carcinogénico en humanos”. Sin embargo, la polémica sigue encendida.

Proyecto sobre tes de glifosato fue premiado en competencia científica

Proyecto distinguido en concurso

La iniciativa del grupo argentino se presentó recientemente en la competencia científica sobre biología sintética TECNOx, realizada en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, donde participaron distintas universidades de América latina. Allí, el proyecto de la Fauba fue destacado con el Premio al trabajo en comunidad y la colaboración.

"La biología sintética es la ciencia y la técnica que se encarga de diseñar y construir bloques de genes que confieran a organismos características y funciones nuevas, que no existen en la naturaleza. Bajo este contexto se decidió desarrollar un test de detección de glifosato, en principio en muestras de agua, mediante una coloración diferencial de bacterias Escherichia coli modificadas genéticamente. A este dispositivo lo llamamos Glifotest", explicó Pablo Peralta Roa, investigador de la cátedra de Genética de la Fauba.

Peralta Roa se embarcó en el proyecto en agosto de 2015 junto a Sergio Ghio, también docente de la misma cátedra, y a un grupo de siete estudiantes de las carreras de Ciencias Ambientales y de Agronomía de la Fauba, que también contaron con el apoyo del jefe de cátedra Gustavo Schrauf.

El equipo se completó con los estudiantes Evelina María Caparros Frentzel, Ximena Romano, Victoria de la Paz Bernasconi Torres, Daniel Franck, Luis Francisco Magni, Guillermo Saá y Lautaro Castro.


Populares de la sección